El Salvador - Julio 28, 2015

GD Radio

Esperaba ver otra vez al papa en la JMJ

Internacionales
  • Internacionales

Jessica Jacobo es parte de los más de 800 jóvenes salvadoreños que viajaron al encuentro juvenil con el papa en 2011. Asegura que esperaba ver de nuevo a Benedicto XVI este año en la Jornada Mundial de la Juventud.

11 de Febrero de 2013 a la(s) 18:0 / Diana V.Ayala Fotos Archivo y Agencia

Archivado en iglesia catolica Jornada Mundial de la Juventud Joseph Ratzinger Madrid Papa Benedicto XVI renuncia renunciabenedictoXVI

Feligreses católicos reaccionan a renuncia de Benedicto XVI

Aún recuerda la primera vez que vio al papa Benedicto XVI, lo hace porque asegura que fue una experiencia de paz y alegría, un sentimiento que nunca había sentido y que le es difícil explicar. Fue en Madrid, España, junto a miles de jóvenes que como ella esperaban conocer al sumo pontífice, quien los había convocado a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que en 2011 tuvo su sede en dicho país.

Jessica Jacobo, de 25 años, trabajó durante dos largos años para ahorrar dinero y participar en la JMJ en 2011 y conocer al vicario de Cristo. Lo logró y este año esperaba ver de nuevo al papa Benedicto XVI; por ello, su renuncia la ha tomado por sorpresa y asegura que siente un poco de tristeza. “Fue una sorpresa, era como un sentimiento de tristeza porque vos esperás que el papa llegue hasta que termine su ciclo de vida aquí en la Tierra... y tristeza porque ya se acerca otra vez la JMJ y era como la esperanza de tener otra vez la oportunidad de encontrarte con él”, explicó.

Asimismo, recordó que la primera vez que vio a Benedicto XVI cambió toda la perspectiva que tenía de él, ya que asegura que lo consideraba una persona seria. Confiesa que pensaba que la presencia de Dios que irradiaba no era tan fuerte, como la del papa Juan Pablo II. “Fue un momento impactante. Esa figura del papa serio, como frío, se borró al verlo pasar de frente, porque me llenó de una presencia increíble de Dios, una alegría y escalofríos de alegría y emoción. Los ojos se me llenaron de lágrimas”, recuerda Jessica.

Al igual que esta joven, otros salvadoreños se mostraron sorprendidos con la noticia de la renuncia del papa Benedicto XVI. Don Celso Castro, un feligrés católico, dijo que nunca imaginó la decisión del papa, pero que oraría mucho por la salud de Benedicto XVI. Asimismo, Marta Pineda aseguró: “Él tendrá sus motivos y vamos a estar orando por él, aunque no lo esperábamos. Es bien raro”.

Quizá te pueda interesar

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.