Las niñas y adolescentes en Latinoamérica y el Caribe están en desventaja, a causa de las altas tasas de embarazo precoz, la violencia doméstica y sexual, y la falta de enfoque de equidad de género en los currículos educativos.

Así lo señaló un estudio global y regional de Plan Internacional, divulgado este jueves en Panamá bajo el título "Por ser niña: Situación de las niñas y las adolescentes en América Latina y el Caribe".

La advertencia de la organización, con sede en Londres, privilegia la protección de la infancia.

El resultado de la investigación ha sido presentado en vísperas del Día Internacional de la Mujer, profundiza en el conocimiento de la situación de niñas, adolescentes y jóvenes en la región e identifica los principales factores que limitan o entorpecen su desarrollo humano.

Plan Internacional subrayó que en Latinoamérica y el Caribe, algo más de 104 millones de niñas enfrentan rezagos en sus oportunidades de desarrollo futuro, "por ser jóvenes y por ser mujeres".

La investigación abarcó un período anual, con énfasis en las niñas indígenas y afrodescendientes.

Asimismo, aclaró que pese a los avances en las últimas décadas en el acceso a la educación, en distintos niveles de enseñanza, "la escuela sigue reproduciendo estereotipos de género a través de su currículum oculto y sus prácticas educativas", lo que reduce las opciones hacia el futuro.

El estudio reveló que un año adicional de educación secundaria aumenta los ingresos económicos potenciales de una niña de un 15 a un 25 por ciento. Se estima que 75 millones de niñas en el mundo no están escolarizadas.

La principal causa de muerte en las mujeres jóvenes de 15 a 19 años de edad en países en desarrollo es el embarazo.

Al respecto, Plan Internacional señaló que las niñas que reciben educación de calidad tienen el poder para la transformación de sus vidas y las de quienes las rodean.