Lo ideal. Trata de llevarte bien con sus amigas. Si te las ganas a ellas, ya no tendrás problemas. Eso sí, deja clara la situación con tu pareja desde el principio.

Cuando se tiene una relación de noviazgo, o incluso ya de casados, tienes que estar consciente de que también haces una con sus amigos, su familia y con sus amigas. Ellas también forman parte de esto. Entonces lo mejor es que te tranquilices, no puede ser tan terrorífico que tu pareja tenga amigas con quien compartir. Lo primero que tienes que hacer es confiar en ella o él. Estos consejos son infalibles para llevar una buena relación.

El sitio Vidayestilo.terra.com brinda algunos consejos sobre este tema.

Aconseja que pienses cómo eres tú cuando tu mejor amigo te presenta a una chica, sin pensarlo lo celas y haces de todo con tal de que ella se gane tu amistad; bueno, pues imagina que eso mismo le pasa a él con sus amigas, es algo normal.

Las chicas suelen ser muy territoriales y pacientes a la vez, pero hasta qué punto deben tolerar que sus amigas le hablen todo el tiempo, le escriban cosas o incluso le digan apodos como “gordo”, “bebé” o “mi amor”.

Si has notado que tu pareja se la pasa hablando con otras y cuando le pides explicaciones te dice que son sus amigas y que no pasa nada, en algún punto puede no ser peligroso pero es momento de estar alerta. Con cautela.

Confía en él primero, si esto no existe en su relación cualquier cosita te volverá loca, debes pensar qué haces ahí.

Si el hombre ya es muy descarado y eso te molesta, díselo y obsérvalo, puede que muchas de esas chicas no sean un peligro. Pero si hay alguien muy insistente, dile que te diga si hay algo entre ellos y que deje de jugar contigo (eso cuando aún son novios, claro está). Si se lo dices así, no tendrá de otra.

Trata de llevarte bien con sus amigas siempre, si te las ganas a ellas ya no tendrás problemas, podrán salir a divertirse juntos, te invitará a sus reuniones y ellas pueden ser unas grandes aliadas; además, él estará más tranquilo.