Objetivo claro. El delantero salvadoreño Rodolfo Zelaya aseguró que quiere llegar a tono en la parte física para el inicio del certamen de la liga Premier de Rusia.

El atacante salvadoreño Rodolfo Zelaya jugó todo el segundo tiempo del partido amistoso que ganó su equipo, el Alania de la liga Premier rusa, al Diósgyori VTK de Hungría por 2-0. En ese compromiso el delantero cuscatleco provocó un penalti que el holandés Royston Drenthe hizo efectivo.

Después del choque, el ariete cuscatleco confirmó ayer en plática exclusiva con LA PRENSA GRÁFICA, vía telefónica, que se quedará en Turquía para continuar trabajando a fondo en la parte física.

“Platiqué con el presidente del equipo y me dijo que no es obligación quedarme en Turquía, pero decidí quedarme para trabajar en la parte física, para mejorar lo antes posible mi condición física. Ya físicamente me voy sintiendo bien. He venido a Europa para ser titular, no a estar en la banca. Quiero llegar bien al inicio del torneo en Rusia (8 de marzo próximo)”, apuntó el atacante cuscatleco.

La mayor parte del plantel de Alania regresará hoy a Rusia para continuar en la preparación de cara al inicio del certamen. Serán cuatro o cinco jugadores, incluido Zelaya, los que se quedarán en Turquía para afinar la parte física.

“Los jugadores que nos quedaremos acá podemos salir a pasear y todo. Tengo que sacrificarme y trabajar fuerte para poderme ganar un puesto en el equipo en Rusia”, afirmó el atacante.

Zelaya agregó que para el inicio del torneo en el balompié ruso confía en llegar sin sobrepeso.

“Gracias a Dios en el partido de hoy (ayer) me cometieron un penalti que Drenthe cobró bien. El equipo se va viendo bien en la cancha para lo que quiere el cuerpo técnico. Quedan 20 días de trabajo para llegar bien al campeonato”, enfatizó el salvadoreño.

Zelaya insistió en que para el comienzo del torneo ruso espera estar en igual nivel de rendimiento, en el que ahora están sus compañeros de equipo.

El compromiso ante Diósgyori VTK es el tercero que Zelaya disputa con Alania, después de haber firmado un contrato por seis meses hace algunos días.