$46
o menos al mes recibieron 60,735 de los 322,779 hogares receptores de remesas que se registraron en 2011.
20
de cada 100 hogares establecidos en El Salvador recibieron remesas el año pasado, según la encuesta de hogares.
67.6%
de los hogares remeseros fueron catalogados en condición de “no pobreza”, según la encuesta de hogares 2011.
Motor de la economía
Las remesas representan en la economía salvadoreña el 16% de su riqueza nacional.
Crecimiento
Entre enero y septiembre de 2012, al país ingresaron $2,893.3 millones en remesas, registrando una tasa de crecimiento del 6.9% anual.
Liquidaciones
Solo en septiembre se recibieron $302.7 millones en remesas familiares y se liquidaron un total de 1,114,196 operaciones.
Costo
El flujo de remesas familiares que cada año llegan a Centroamérica y República Dominicana tiene un costo superior a los $800 millones.
Otros países
Guatemala recibió hasta septiembre $3,590.1 millones (+8.8%); México, Nicaragua y Colombia a agosto de 2012 registraron tasas de crecimiento de 2.7%, 12.0% y -1.3%, respectivamente.
Para Carmen López, el apoyo económico que recibe desde Estados Unidos del padre de sus hijos es suficiente para cubrir sus necesidades básicas. Reconoce que la bonanza no ha sido como en años anteriores, cuando alcanzaba para “gustitos”, ya que su esposo ha tenido dificultades para trabajar.

“A veces me manda menos, a veces un poquito más, pero no me falta mes a mes la remesita”, afirma Carmen, mientras apuña varias bolsas de comprados en un mercado capitalino. Ella afirma que la ayuda de su esposo es un alivio, pues su trabajo como costurera ha estado raquítico.

El hogar de esta mujer de 36 años es uno de los 322,779 que recibieron remesas en 2011, un año en que se redujo en 14,378 la cantidad de núcleos familiares que recibieron la ayuda económica proveniente desde otros países.

Esta cifra representa un 4.26% menos de hogares respecto a 2010, cuando 337,157 núcleos familiares recibieron este refuerzo monetario, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples 2011 (EHPM).

Según el documento, en El Salvador se registraron 1,592,633 hogares, y 20 de cada 100 reciben una remesa.

El impacto en la caída de hogares sin una remesa se sintió más fuerte en la zona urbana, ya que el año pasado, 13,561 hogares fueron los que no percibieron la ayuda, mientras que en la zona rural, la cifra de hogares sin una ayuda económica desde el extranjero bajó solo en 817.

La cantidad de personas con remesa también se redujo desde 1,326,923 en 2010 a las 1,271,960 en 2011. Sin embargo, la encuesta de hogares de 2011 reseña que incrementó la cantidad de dinero recibida por hogar y por persona de forma mensual.

En detalle, la remesa por hogar que estimó la EHPM pasó de $165.64 en 2010 hasta los $171.95 el año pasado. Mientras que por persona esta subió desde los $42.09 a $43.64, respectivamente.

Según las cifras del Banco Central de Reserva (BCR), en 2010 ingresaron a El Salvador remesas por el orden de $3,539.4 millones; mientras que un año después esta cifra creció en 6.4% y alcanzó los $3,648 millones.

Para el analista Juan Héctor Vidal, estas cifras denotan que los salvadoreños residentes en el exterior se están esforzando más por suplir las necesidades de sus familiares que viven en El Salvador. “Esto (la caída de hogares con remesa) es un reflejo de la situación en Estados Unidos, muchos perdieron su trabajo, pero los que están en el mercado laboral están haciendo un mayor esfuerzo por apoyar a sus familiares que viven acá”, dijo Vidal.

En Estados Unidos, país de donde proviene la mayor parte de las remesas que se reciben en El Salvador, los datos sobre que el desempleo bajó a 7.8% en septiembre (el dato más bajo desde enero de 2009) alentó a los mercados. Sin embargo, las noticias aún no son las más felices para los trabajadores hispanos, pues el desempleo aqueja a 10 de cada 100.

En septiembre se anunció que la tasa de personas hispanas desempleadas bajó a 9.9% (la primera vez desde enero de 2009).

El mes previo, la tasa de desocupados entre los latinos fue del 10.2%, y el anuncio de septiembre pasado contrasta con los datos de ese mismo mes en 2011, cuando el 11.3% del mercado latino no tenía un empleo. El mes más álgido para el mercado de trabajadores latinos fue noviembre de 2010, cuando la tasa de desempleo llegó el 13.1%.

Este año, afirma Vidal, los trabajadores latinos, entre ellos muchos salvadoreños que envían sus remesas a su país de origen, podrían comenzar a ver la luz, ya que el sector de la construcción se comienza a revitalizar en Estados Unidos. “La construcción ha crecido un 12% y los permisos de construcción más. El sector inmobiliario se está recuperando, y en él trabajan muchos salvadoreños”, indicó.

Remesas y pobreza

El año pasado, el 67.6% de los hogares que recibieron remesas (218,263) fueron catalogados en condición de “no pobreza”; mientras que un 32.4% de esos hogares remeseros presentaban condiciones de pobreza.

En este último apartado, 7.37% de los hogares viven en pobreza extrema (donde los ingresos no son suficientes para cubrir la alimentación); en tanto, un 25% se estimó que vivían en pobreza relativa (una condición en donde los ingresos sí cubren la alimentación adecuada, pero no alcanza para cubrir otras necesidades básicas).

En cuanto a género, la recepción de remesas a escala nacional está casi igualmente repartida, ya que se estima que 50.69% de los hogares que reciben remesas tienen a una mujer como cabeza de familia y el resto corresponde a un jefe de hogar hombre.

Respecto a los montos, un tercio de las remesas que se reciben por hogar oscila entre los $46 y $113 mensuales. Le sigue, con un 18% del total, aquellos núcleos familiares que reciben menos de $46 al mes, según la EHPM. Solo un 1.3% de los hogares reportaron haber recibido más de $800 al mes.

Por departamentos, San Salvador va a la cabeza del país, ya que de cada 100 hogares que reciben remesa, 19.3 son de la capital. Le sigue San Miguel, cuyos hogares captan el 12.6% de las remesas que llegan al país, La Unión (9.21%), y La Libertad (8.9%).

Asimismo, los departamentos en cuyos hogares menos se reciben remesas en El Salvador son: Cuscatlán (3.09%), Ahuachapán (3.14%), San Vicente (3.74%) y Cabañas (3.98%).