El Salvador - Julio 25, 2017

LPG Radio

Clasificados

Fallece fundadora de Típicos Margoth

Comunidad
  • Comunidad
  • / Obituario

Legado. Típicos Margoth cuenta con cinco restaurantes en la capital y servicio a domicilio. Con su partida deja un legado importante para su familia y el país, ya que esta empresa es considerada una de las más prósperas de comida típica salvadoreña y que ha funcionado durante cinco décadas.

El viernes, a los 78 años, falleció Margoth Portillo de Castellanos, propietaria y fundadora de Típicos Margoth. Con su partida deja un importante legado gastronómico para el país y orgullo para su doliente familia.

3 de Agosto de 2013 a la(s) 6:0 / Leticia M. Serrano

Típicos Margoth es el mayor referente de comida típica salvadoreña. La fundadora y propietaria, Margoth Portillo de Castellanos, fue quien por más de cinco décadas deleitó a salvadoreños y extranjeros con el delicioso sabor de la comida típica salvadoreña. Pero desde el viernes pasado su alma ya descansa en paz.

Según Morena de Brown, hija de doña Margoth, fue una muerte inesperada, ya que pese a que su madre padecía de diabetes, su enfermedad era controlada, y fue más bien una fuerte hemorragia la que la llevó a su deceso.

De Brown, quien es una de los seis hijos que procreó con su esposo, Manuel Alfonso Castellanos, explicó que para toda la familia su madre es, fue y será siempre una mujer “digna de admiración”, ya que sin tener una educación formada, procedente del departamento de Chalatenango, logró emprender este negocio, el cual inició en el portal Orozco frente al parque Daniel Hernández de Santa Tecla en 1962.

Ahí su madre vendía pupusas, en un negocio que en ese entonces se llamaba Pupusería Margoth, pero gracias a su emprendedurismo y visión, para 1982, ya había colocado en su menú distintos platillos típicos y nombró su restaurante como se conoce en la actualidad.

“Para nosotros mi madre siempre ha sido un orgullo. Es una mujer admirable”, dijo su hija, sobre todo, agregó, “por el esfuerzo que hizo de salir adelante, siendo hija huérfana”.

Recordó que una de las frases pronunciadas por su madre, frecuentemente, era que “el dinero no cuesta ganarlo, lo que cuesta es administrarlo”, y gracias a eso y al apoyo de su padre, que siempre fue un gran apoyo para su madre, han heredado ese legado y todos con su carrera profesional han logrado tomar las riendas del negocio y han logrado expandirlo.

Ayer todo transcurría con normalidad en los cinco restaurantes con los que cuenta la firma. Los empleados, aunque con el pesar de la muerte de “una gran jefa”, preparaban parte de los 60 suculentos platillos y pupusas con la receta original creada por la recordada fundadora.

Yolanda Alas, la encargada de la cocina de la sucursal de Ciudad Merliot, llevaba 15 años de trabajar a su lado y de aprender el sazón de doña Margoth.

“Aquí he aprendido bastante de ella, la recuerdo tranquila, nunca andaba enojada, ella era una buena jefa”, dijo mientras sus ojos se empapaban de lágrimas. Agregó: “El mayor legado de ella es dejar trabajo a tanta gente que lo necesita aquí”.

Familiares y amigos se encuentran en Montelena velando sus restos y este día se llevará a cabo una conferencia bíblica donde familiares, amigos y aproximadamente 150 empleados que tiene en los cinco restaurantes podrán presenciar un acto especial que hará recordar parte de su vida.

Es una mujer admirable, a pesar de ser huérfana y con poca educación salió adelante. Nos ayudó a ser administradores del negocio.” Morena de Brown hija de doña Margoth He aprendido bastante de ella, la recuerdo tranquila, nunca andaba enojada, era una buena jefa. El legado que deja es darle trabajo a tanta gente.” Yolanda Alas encargada de cocina de Típicos Margoth
Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.