Foto de Giovanni Lemus/LPG.

Un total 4,000 títulos de propiedad fueron entregados hoy por el presidente  de la República Mauricio Funes  a campesinos de diferentes puntos del territorio salvadoreño.

Funes informó que, hasta la fecha, el Gobierno ha entregado un total de 43,200 escrituras; para fin de año se espera elevar la cifra a 47,000 títulos de propiedad entregados, por lo que al final de la actual administración se tiene previsto haber entregado más de 50,000 escrituras.

El mandatario destacó la importancia de los programas sociales impulsados durante su gestión e hizo un llamado a la población a exigir al próximo gobierno la continuidad de los mismos, en el marco del inicio de la campaña electoral para las elecciones presidenciales de febrero 2014.

“ARENA ha convocado a miles de seguidores en Izalco (Sonsonate), mismo lugar en el que asesinaron a miles de campesinos, y donde han negado por 20 años títulos de propiedad”, señaló el mandatario.

El presidente reiteró que en los próximos días presentará un anteproyecto de ley para garantizar que los programas sociales que se han implementado en su gobierno se mantengan en las posteriores administraciones.

Funes dijo que algunos diputados han adelantado que se harán recortes a algunas asignaciones presupuestarias, contenidas en el anteproyecto del Presupuesto General de Nación 2014.

“Para ellos la entrega de programas sociales es un despilfarro”, agregó e hizo un llamado a la población a exigir la continuidad de los beneficios para lograr la transformación del campo salvadoreño.

El presidente también dijo que el Gobierno ha dado apoyo a 23,500 productores y que este año se espera superar la cosecha record de 26.3 millones de quintales de granos básicos, producidos en 2012, si las condiciones climáticas lo permiten.

“Los invito a que utilicen el derecho de ser los dueños de suelo que trabajan”, indicó.