Capturas. Agentes de la Unidad Antipandillas someten a un hombre en el operativo realizado en la lotificación El Jabalí, Nejapa.

208
porciones de crack fueron encontradas en una de las viviendas.
Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) allanaron ayer en la madrugada 15 viviendas en Soyapango, catalogadas como “casas destroyer” (usurpadas por pandilleros), e incautaron marihuana y crack, además de dos armas de fuego.

El operativo se realizó en la urbanización Las Margaritas 3. La policía de la zona buscaba a siete pandilleros que operan en el sector, a quienes acusan de vender y distribuir drogas, así como también de extorsionar a comerciantes y proveedores de Las Margaritas y de sectores aledaños.

Tras la revisión de las viviendas, seis de ellos fueron capturados, identificados como Julio Mauricio Rivera, Mauricio Ernesto Quinteros, Érick Steven Martínez, Willian Alexander Monterrosa, Luis Alonso Granados y Yeremy David Urbano.

En las viviendas de los capturados la PNC dice que encontró tres libras de marihuana, 208 porciones pequeñas de crack y $120. Además, según la versión, fueron localizadas dos armas de fuego calibre 9 milímetros.

Según la PNC, una de las armas pertenece a un oficial de la Policía y será analizada para determinar si ha sido usada en hechos delictivos. El arma fue identificada por el número de serie y tiene reporte de haber sido robada, dijeron.

La PNC también incautó tres motocicletas nuevas: una con matrícula y dos con póliza, que se encontraban estacionadas en uno de los parqueos de las casas. “Cuando les preguntamos si esas motocicletas eran de ellos dijeron que sí. Creemos que han sido adquiridas con el dinero que manejan de la venta de droga y la extorsión”, informó un jefe policial encargado del procedimiento.

Otro operativo

Mientras se realizaba el procedimiento en Soyapango, la Unidad Antipandillas y la Fiscalía General de la República efectuaban otro operativo en Nejapa, también en San Salvador, en el que capturaron a 12 supuestos pandilleros acusados de homicidio y agrupaciones ilícitas. A otras 11 personas les serán leídos nuevos delitos en los centros penitenciarios donde se encuentran recluidas.

“Con este procedimiento se está resolviendo el homicidio de Ada Yoselet Barrios, ocurrido el 7 de enero de este año en esta jurisdicción; además, se les atribuirá el ilícito de agrupaciones ilícitas”, dijo el jefe de la Unidad de Vida de la FGR de Apopa, Víctor Marín.

Después de las investigaciones, a los capturados se les podrían incluir otros delitos, como extorsión, robo o hurtos, en el caso de que estén reclamados por algún tribunal del país, añadió el jefe fiscal de Apopa.

En ambos operativos las autoridades trasladaron a los detenidos a las bartolinas de las delegaciones policiales, quienes deben esperar un plazo de 72 horas para que inicie el proceso judicial en su contra.