Cuestionados. Saca, Sánchez Cerén y Quijano, los tres principales candidatos a la presidencia, según las encuestas, han sido señalados ante la Sala de lo Constitucional.

Las demandas
A continuación se detalla parte de los argumentos expuestos ante la Sala de lo Constitucional de la CSJ.
Alternancia y militancia
El demandante considera que la candidatura de Sánchez Cerén vulnera los artículos 88, sobre la alternancia en la presidencia; el 218, sobre los funcionarios al servicio del Estado y no de los partidos políticos; y el 86, que establece que “los órganos del Gobierno lo ejercerán independientemente dentro de las respectivas atribuciones”.
Reelección y concesiones
Dos de los demandantes contra la candidatura de Saca han expuesto que viola el artículo 152 numeral primero, respecto de la prohibición a la reelección, según el criterio de los abogados; y lo establecido en el 127 numeral sexto, relacionado con las personas que tengan contratos o concesiones con el Estado salvadoreño.
Falta de finiquito
En el caso de Quijano, el demandante ha pedido que se declare inconstitucional el artículo 152 del Código Electoral, y con medida precautoria se desinscriba la candidatura de Quijano, por supuestamente permitir que se inscribiera con una constancia en lugar de un finiquito formal emitido por la Corte de Cuentas de la República.
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ha recibido, desde finales de octubre, siete demandas de inconstitucionalidad contra las tres principales candidaturas para las elecciones presidenciales de 2014.

Hasta la fecha, según lo ha confirmado Rodolfo González, uno de sus magistrados, la Sala de lo Constitucional ha recibido una demanda contra el candidato por ARENA, Norman Quijano; otra contra Salvador Sánchez Cerén, del FMLN; y cinco que piden se declare ilegal la candidatura del expresidente Antonio Saca, presidenciable por Unidad.

Los demandantes han argumentado que dichas candidaturas violan preceptos constitucionales como tener finiquito de la Corte de Cuentas después de haber manejado fondos públicos, en el caso de Quijano; no valerse de un cargo público para hacer política partidaria, por Sánchez Cerén; o tener contratos o concesiones con el Estado, o atentar contra la prohibición de la reelección presidencial, en el caso de Saca.

“Pedimos un estudio desde la semana pasada para ver más o menos en un cuadro los argumentos que se plantean, casi todos giran alrededor del artículo 152 de la Constitución, y probablemente en la sesión de sala del viernes o si no en la del lunes podríamos estar viendo esas demandas”, dijo el magistrado González.

En caso de ser aceptadas, los magistrados solicitarán las opiniones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la Fiscalía General de la República (FGR).

El artículo 152 de la Constitución establece, en siete ordinales, las personas que no pueden ser candidatos a la presidencia. Algunos de los impedimentos son haber sido presidente seis meses antes del nuevo período, ser pariente dentro del cuarto grado de consanguinidad, ser militar de alta tres años antes del inicio o los que no tengan los finiquitos de la Corte de Cuentas de la República.

La demanda por la candidatura de Quijano fue presentada por el abogado Omar Pastor, exmagistrado de la Cámara Primera de lo Penal de San Salvador. El abogado Herbert Danilo Vega, quien presentó la demanda contra Sánchez Cerén, es un habitual entre los recursos que llegan a la Sala de lo Constitucional. Es el mismo que pidió, sin éxito, que se declarara inconstitucional la designación de la primera dama de la República, Vanda Pignato, como secretaria de Inclusión Social; o segundo el nombramiento de David Munguía Payés como ministro de la Defensa.

Dos de las demandas contra Saca han sido presentadas por los abogados Benjamín González Coto y el propio Vega. González fue el mismo ciudadano que interpuso una demanda antes de que Saca se inscribiera oficialmente como candidato. Ese recurso fue rechazado por los constitucionalistas.

Vega alega, en el caso de Sánchez Cerén, que el actual vicepresidente no ha renunciado a ese cargo, dada la imposibilidad planteada en el 156 de la Constitución, lo que lo inhabilita, según su criterio, a que pueda optar a la presidencia. En el caso de Saca, el demandante señala que el expresidente es dueño del grupo radial Samix, mismo que recibe una concesión del Estado, la que –a su juicio– no le permite candidatearse. Pastor asegura que Quijano se inscribió con una constancia de la CCR en la que consta que no hay sentencias en su contra, lo que no equivale a un finiquito oficial.