Foto por Foto de LA PRENSA/Archivo

Estabilidad. La embajadora de Estados Unidos considera que es fundamental brindar seguridad a los inversionistas. Agrega que el FOMILENIO II se firmará solo cuando se aprueben las reformas a la Ley APP y Ley contra el Lavado de Dinero y Activos.

1 de 2
  • Estabilidad. La embajadora de Estados Unidos considera que es fundamental brindar seguridad a los inversionistas. Agrega que el FOMILENIO II se firmará solo cuando se aprueben las reformas a la Ley APP y Ley contra el Lavado de Dinero y Activos.

  • Advertencias. Desde ya hace algunas semanas, representantes norteamericanos advirtieron sobre la posible no aprobación del segundo compacto del Fondo del Milenio a El Salvador.

Estabilidad. La embajadora de Estados Unidos considera que es fundamental brindar seguridad a los inversionistas. Agrega que el FOMILENIO II se firmará solo cuando se aprueben las reformas a la Ley APP y Ley contra el Lavado de Dinero y Activos.
La embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, volvió a recordar ayer que las reformas a la Ley de Asocios Público-Privados (APP) y a la Ley contra el Lavado de Dinero y Activos son fundamentales para la firma del desembolso del segundo compacto de los Fondos del Milenio (FOMILENIO II). A pocos días para que finalice el plazo otorgado por la Corporación del Reto del Milenio (MCC, por sus siglas en inglés), los diputados aún no las aprueban.

“Cuando el FOMILENIO se aprobó, cuando el proyecto fue aprobado por la junta de directores de la MCC, la junta expuso que tenía una expectativa de hacer progreso, de que El Salvador debía hacer procesos en áreas de clima de inversión, de combatir la corrupción y el Estado de Derecho”, dijo la diplomática estadounidense.

Aponte enfatizó la importancia de generarles a los inversionistas condiciones adecuadas para que se pueda llevar a cabo la implementación del segundo compacto. “El FOMILENIO se firmará cuando las condiciones estén correctas para que el convenio florezca. Sí es importante que se den señales claras a los inversionistas, que son los que en última instancia van a invertir en el país y van a desencadenar un desarrollo económico sostenible, que es en realidad lo que el FOMILENIO busca”, agregó la embajadora.

En ese sentido fueron las declaraciones de ayer del presidente Mauricio Funes, quien volvió a recordar que si la Asamblea Legislativa no avala las reformas, no se va a firmar el FOMILENIO II.

“Mientras no se aprueben esas reformas, estoy convencido de que no se va a firmar el contrato. Por eso es que yo he exhortado a los diputados, se los he pedido en público y en privado”, agregó el mandatario.

Funes consideró que las condiciones que han puesto los directivos de la MCC son entendibles, pero que algunas de esas peticiones no dependen del Órgano Ejecutivo. “Claramente lo han dicho ellos: si no se aprueban las reformas, no hay firma. Si no hay firma, no hay desembolso. Así de sencillo. Ahora, ellos están en la propiedad de poner esas condiciones porque son la institución donante”, expresó el mandatario.

Y agregó: “La junta directiva de la Corporación del Reto del Milenio representa no solo al Gobierno de Estados Unidos, sino que también a entidades privadas. Esos son fondos de cooperación no reembolsables y los cooperantes están en todo el derecho de poner las condiciones que estimen pertinentes. Lamentablemente, a algunas de esas condiciones el Ejecutivo no puede garantizar su cumplimiento”.

FMLN condiciona votos

El presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, aseguró que no se aprobarán las reformas a la Ley de APP si con esto se busca “privatizar bienes públicos”. Esto a pesar de que el desembolso se podría poner en riesgo debido a que fue una de las condiciones que ha puesto la MCC.

“Quiero decirlo enfáticamente: si lo que se pide es que privaticemos el agua bajo la Ley de Asocios Público-Privados, que privaticemos la salud bajo la Ley de Asocios Público-Privados, que privaticemos la Universidad de El Salvador, que privaticemos la función de la justicia en el sistema penal, no lo aceptamos, es inaceptable. Si alguien quiere votar por eso, que lo diga y que lo haga frente al pueblo, pero al menos en mi caso y el caso del FMLN jamás aceptaremos la privatización del agua, la privatización de la salud y de otros bienes públicos en nombre de un asocio público-privado”, argumentó Reyes.

De acuerdo con el parlamentario, el FMLN no permitirá que se condicione la aprobación a las reformas. “Las cosas tienen una dimensión y un sentido, y no es aceptable que haya pretensiones de algunas personas de ponerle a El Salvador condiciones que en su país serían inaceptables... No estamos sujetos a que haya condiciones de ningún país”, agregó el presidente del congreso.

Reyes recordó que la legislación salvadoreña no puede estar sometida a presiones de actores externos. Según él, la forma de legislar en el país es acorde con los intereses nacionales. Luis Martínez, fiscal general de la República, también ha responsabilizado a los diputados de las consecuencias que generaría al país la no aprobación de reformas a la ley de lavado, propuestas por la Fiscalía.