El actor Paul Walker, protagonista de la saga de acción “Fast & Furious”, falleció ayer por la tarde a los 40 años, en un accidente de tráfico ocurrido en Valencia, California, según confirmaron sus publicistas. “Lamentamos confirmar que Paul murió hoy (sábado) en un trágico accidente de coche durante un evento benéfico para su organización Reach Out Worldwide”, indicaron desde la página oficial del intérprete en la red social Facebook.

“Era el pasajero en el coche de un amigo, en el que ambos perdieron la vida”, añadieron. Según el departamento de Policía del condado de Los Ángeles, el accidente tuvo lugar en torno a las 3:30 p. m. hora local.

Aunque la familia del actor no se ha manifestado, el publicista de Walker agradeció la cercanía del público y las oraciones de los mismos: “Gracias por mantener a su familia y amigos en sus oraciones durante este momento tan difícil. Haremos lo mejor por mantenerlos informados de a dónde enviar sus condolencias”, concluyó Ame Van Iden, representante de Paul Walker.

Walker rodaba actualmente la séptima parte de “Fast & Furious”, la franquicia que le dio la fama en todo el mundo gracias a su papel de Brian O'Conner, un expolicía envuelto en carreras clandestinas de coches. La célebre saga automovilística ha recaudado casi $2,400 millones en las taquillas de todo el mundo. La primera entrega se estrenó en 2001 bajo el título “The Fast and The Furious”, a la que siguieron “2 Fast 2 Furious” (2003), “Fast & Furious” (2009), “Fast Five” (2011) y “Fast & Furious 6” (2013). Walker no aparecía en la tercera parte, “The Fast and the Furious: Tokyo Drift” (2006).

Por otra parte, cabe mencionar que en El Salvador sus más fieles seguidores no solo lo recordarán por sus muchas películas de acción, sino porque él también visitó este país, en varias ocasiones, ya que una de sus pasiones era el surf. Las playas salvadoreñas eran de las favoritas de Walker.