La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reporta que en El Salvador, el 65.7 % de la Población Económicamente Activa (PEA) labora en el sector informal, es decir, que dos de cada tres trabajadores están en condiciones de informalidad, sin prestaciones de ley, planes previsionales ni seguridad social.

El coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas para El Salvador, Roberto Valent, se refirió a la importancia de formalizar el sector e integrarlo tanto al sistema de seguridad social, como al régimen tributario del país.

“Hay que darles la oportunidad de derechos básicos, como el derecho a la pensión, el derecho a la salud, pero también deberes como el de contribuir a la sociedad salvadoreña a través de los impuestos”, dijo Valent.

Explicó que este es un tema que hay que estudiar en detalle ya que “no se le puede imponer impuestos a la economía informal que tiene ingresos que son de sobrevivencia”. Aún así mencionó que hay un buen porcentaje de trabajadores informales que cuentan con los recursos para pagar los impuestos.

El director de la OIT para Centroamérica, Virgilio Levaggi, dijo que El Salvador ha dado buenos pasos en tema de género, pero considera necesario seguir trabajando en medidas que contribuyan al sector, como el acceso a créditos y la formación profesional.

Para Levaggi, el desafío más grande, en América Latina, en tema laboral no es el desempleo, sino que los 127 millones de personas en el sector informal puedan pasar al ámbito formal.

En cuanto a esto, Valent propuso algunas medidas para trabajar en la formalización del sector que van dirigidas en lograr acuerdos políticos para la ampliación de la base tributaria, la simplificación de trámites requeridos para el paso a la formalización y una mayor inversión en cobertura de protección social.

Esto último debido a que, de acuerdo con la OIT, siete de cada 10 trabajadores en El salvador no cuentan con el sistema de seguridad social.

Según Valent, el problema en El Salvador se arrastra desde hace años, pues explicó que el porcentaje del sector se ha mantenido durante los últimos 20, aunque con algunas alzas, esta economía no tiende a bajar.

Además, dijo que el 44 % del sector informal se encuentran en pobreza, pero que el 56 % restante no tiene la oportunidad de desarrollarse, provocando que el sector siga estancado.