Este miércoles, el Ministerio de Medio Ambiente instaló nuevos equipos de monitoreo en varios puntos del volcán Chaparrastique de San Miguel, para seguir la actividad del mismo.
Parte de la tecnología es una cámara infrarroja, la cual será colocada permanentemente en el volcán, con el propósito de medir temperaturas.

A la zona han llegado vulcanólogos de Italia para estudiar el desarrollo de la actividad del coloso de San Miguel y monitorear el equipo.

El ministro del ramo, Hernán Rosa Chávez, los acompañó.

Las autoridades continúan con la alerta naranja en la zona del volcán, ya que no se descarta una segunda erupción.

La primera fue el 29 de diciembre.