Combate. Con más patrullajes en la zona rural y urbana de La Paz la policía espera que las muertes violentas disminuyan.

El departamento de La Paz inició el año con 13 muertes violentas registrada el mes pasado, según registros de la Policía Nacional Civil (PNC).

Dicha cifra, que es menor a la reportada en enero de 2013 cuando hubo 19 homicidios, ubica a La Paz en el segundo puesto de entre los departamentos más violentos de la zona paracentral del país.

De acuerdo con la PNC, durante enero hubo en Cuscatlán 23 homicidios, en Cabañas cuatro y San Vicente no reportó.

En La Paz, el municipio con mayor número de crímenes fue San Juan Nonualco, con cuatro; solo en la masacre del 11 de enero en el cantón La Longaniza murieron tres jóvenes. A ellos se sumó la madre de un oficial de la Policía.

Luego está San Pedro Masahuat con tres crímenes, en Zacatecoluca dos ocurridos en cantones de la jurisdicción y en los municipios de El Rosario, Santiago Nonualco, San Luis Talpa y San Francisco Chinameca registran uno cada uno.

Según la fuente policial, solamente una de las 13 muertes tiene relación con el accionar de las pandillas en La Paz.

En cuanto a capturas por los hechos, la PNC reporta dos señalados de asesinar a la madre del agente policial.

Pero este mes inició con dos muertes violentas ocurridas el domingo 2 en horas de la tarde, que han sido calificadas por las autoridades como feminicidio y suicidio.

Las víctimas fueron identificadas como Karla Patricia Oliva, de 16 años de edad, quien antes de recibir un disparo en la cabeza fue golpeada por su expareja Víctor Manuel López Alfaro, de 23 años, quien luego se quitó la vida disparándose en la cabeza.

Estos hechos ocurrieron en el cantón Río Blanco de la jurisdicción de Zacatecoluca.