“La legitimidad de un candidato electo es únicamente cuando el voto, de manera clara, se lo da la mayoría. Hay inmensas dudas en este momento”.
Henrique Salas-Romer
presidente adjunto de UDI para América Latina y el Caribe
“De manera inexplicable se suspendió el conteo de los votos cuando promediaban las 7 de la noche. TSE prometió resultados a las 10:00 p. m.”.
Extracto de declaración de las misiones de observadores de la UDI y de la UPLA
Las misiones de observadores de la Unión Demócrata Internacional (UDI) y de la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) señalaron irregularidades en el conteo preliminar de votos que realizó el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Ambas misiones fueron invitadas al proceso por el partido ARENA.

“De manera inexplicable se suspendió ayer (domingo) el conteo de los votos, cuando promediaban las 7 de la noche, aún con la palabra del presidente del TSE (Eugenio Chicas) que entregarían resultados antes de las 10 de la noche”, expresaron ambos organismos a través de un comunicado.

Esas no fueron las únicas anomalías que dicen haber encontrado. “Constatamos repetidos casos de ciudadanos debidamente empadronados y con documentos de identidad vigentes que fueron impedidos de votar por haber mudado de domicilio tras el cierre del padrón, bajo el alegato de la naturaleza residencial del voto”, recoge el documento que publicaron UPLA y UDI.

Los observadores también adujeron “algunos casos de cambios de centros de votación”, aunque el TSE no reportó ninguna modificación en este sentido.

El presidente del Partido Popular Cristiano de Perú, Raúl Castro, es uno de los integrantes de esta misión de observadores. “Recibimos múltiples quejas de ARENA respecto a la actuación previa de TSE, cuyo trabajo ha sido seriamente cuestionado por (el candidato tricolor) Norman Quijano”, dijo Castro.

Incluso señaló que, como observadores, pidieron un informe en particular sobre las denuncias espetadas por Quijano.

“Hay inmensas dudas en este momento en el pueblo y en la comunidad internacional. La legitimidad de un candidato electo es únicamente cuando el voto, de manera clara, se lo da la mayoría. Va a ser vital la manera como se maneje, informe y se agoten todos los procedimientos legales en estos días”, agregó Henrique Salas-Romer, presidente adjunto de UDI para América Latina y el Caribe.

El dirigente de UDI también criticó la actitud del organismo colegiado ante las declaraciones que hicieron tanto Quijano como el presidenciable del FMLN, Salvador Sánchez Cerén. “Cada candidato dijo anoche lo que quiso, pero el árbitro tiene la última palabra y no la quiso decir”, apuntó.

Salas-Romer pidió que, si es necesario, se evalúen “voto a voto” la cantidad de papeletas que fueron clasificadas como nulas e impugnadas. Según Salas-Romer, esa cantidad de votos “ llega a casi 30,000 y la diferencia (entre los partidos) es de 6,000”.

El TSE contabilizó 4,191 votos impugnados. El Código Electoral salvadoreño señala que solo se pueden revisar esos votos si la cantidad diferencial entre partidos contendientes es menor.

El diputado de Chile, Felipe Salaverri, concluyó que “la gobernabilidad de próximo periodo depende de la transparencia del proceso de recuento final de los votos” y pidió que el mismo sea realizado con diligencia y transparencia.