Una avioneta con matrícula boliviana que transportaba 300 kilos de cocaína fue intervenida ayer en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), en la selva del Perú, informó el Comando Conjunto de la Fuerzas Armadas (CCFFAA).

De acuerdo con el jefe de la Dirección Nacional Antidrogas (Dinandro), Vicente Romero, durante la operación resultó muerto uno de los tres ocupantes de la avioneta, mientras que otro quedó gravemente herido.

Agregó que el piloto de la aeronave y el hombre que resultó herido son peruanos, mientras que aún se desconoce la identidad del fallecido. La droga fue valorada en $350,000.

Las autoridades peruanas consideran que la zona del Vraem es en la que más se concentra la actuación de las mafias del narcotráfico, ya que existen pistas clandestinas utilizadas por las mafias para transportar droga.

Las Policía calcula que entre seis y ocho avionetas bolivianas aterrizan diariamente en esas pistas clandestinas. Cada una transporta entre 350 y 500 kilos de droga. Cada una transporta entre 350 y 500 kilos de droga. Además, las mafias están aliadas a los remanentes del grupo ultraizquierdista armado Sendero Luminoso que operan en la zona. Perú se mantiene como uno de los dos mayores productores en el mundo de cocaína, según Agencia Antidrogas Estadounidense.