El Salvador - Marzo 28, 2017

LPG Radio

Clasificados

Estados Unidos designa a José Adán Salazar como capo de la droga

Judicial
  • El Salvador
  • / Judicial

Acusado. Por el momento, Adán Salazar solo es procesado por evasión debido a una millonaria evasión de impuestos. La FGR no confirma si lo acusará por narcotráfico.

El Departamento del Tesoro, tras una orden firmada por el presidente Barack Obama, incluyó al empresario hotelero como parte de su lista de capos del narcotráfico internacional. En el país se le acusa de dirigir el cartel de Texis.

31 de Mayo de 2014 a la(s) 6:0 / Redacción de Nación

El empresario salvadoreño José Adán Salazar Umaña es considerado desde ayer un capo del narcotráfico. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, informó ayer al Congreso de su país sobre la denominación del empresario hotelero bajo la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico, conocida como “Kingpin Act”.

Salazar Umaña, conocido en El Salvador como “Chepe Diablo”, un alias que también ha reconocido el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, es un empresario de 66 años oriundo de Metapán (Santa Ana), dueño de seis hoteles a través de su empresa Hotesa, S. A de C. V., y el principal señalado por el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública salvadoreño de liderar el cartel de Texis.

La designación de Estados Unidos, firmada por el presidente Obama, no es cualquier cosa. La lista de la que ahora forma parte Salazar Umaña también es compartida por narcotraficantes como Joaquín Archibaldo Guzmán Loera, “el Chapo”, capturado el 22 de febrero de este año, u organizaciones como el cartel de Sinaloa, Los Zetas o las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y sus cabecillas.

La decisión de Obama se basó en los reportes de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC), una dependencia del Departamento del Tesoro. La designación implica que Estados Unidos puede congelar bienes de Salazar Umaña en ese país, además de que prohíbe que ciudadanos estadounidenses hagan tratos comerciales con el implicado.

Fuentes federales estadounidenses dijeron ayer a LA PRENSA GRÁFICA que la designación de Salazar Umaña supone un largo seguimiento contra el empresario, además de que abre la puerta para que se convierta en objeto de persecución de las agencias de Estados Unidos, un camino que han seguido numerosos narcotraficantes mexicanos.

La OFAC tiene tres criterios para emitir su designación por narcotráfico: si el acusado asiste o presta apoyo financiero para actividades de narcotráfico; controla directamente el tráfico de drogas; o si juega un papel importante en el tráfico internacional de drogas.

Junto con Salazar Umaña, Estados Unidos designó ayer a Francisco de Fátima Barros, alias “Chico Barros”, un ciudadano de 47 años de Cabo Verde; y a Víctor Ramón Navarro Cerrano, alias “Megateo”, un colombiano de 38, miembro del Ejército Popular de Liberación (EPL) de Colombia, por quien Estados Unidos ha ofrecido una recompensa de $5 millones tras acusarlo de coordinar los envíos de cocaína hacia Norteamérica, el Caribe y Europa.

La lista que administra la OFAC, que comenzó a llenarse en junio de 2000, acumulaba, hasta el pasado 15 de junio, los nombres de 1,496 nombres de personas, organizaciones criminales y empresas de diferentes nacionalidades. No fue posible corroborar si dentro de esa lista había más salvadoreños. Sí hay, sin embargo, centroamericanos, como la familia Hándal de Honduras, en particular José Hándal Pérez, “Chepe Hándal”, un empresario y político de San Pedro Sula acusado por Estados Unidos de coordinar cargamentos de cocaína en pistas clandestinas.

Sin acusación local

José Adán Salazar Umaña es una figura conocida en El Salvador. Además de su faceta de empresario hotelero, es conocido por su vinculación al fútbol, al ser accionista del actual campeón de la primera división, el Isidro Metapán.

Pese a las investigaciones policiales que lo vinculan al narcotráfico, los únicos cargos formales que se ha presentado contra Salazar Umaña son por evasión fiscal. La Fiscalía General de la República lo acusó, ante el Juzgado Décimo de Paz de San Salvador, el pasado 22 de abril. La fiscalía lo acusa de haber evadido $1.3 millones entre 2010 y 2011, como persona natural y como parte de su empresa Hotesa, dueña de los hoteles Capital, Tolteka Plaza, San José, Comfort Inn Bahía, Pacific Sunrise y Sevilla.

Esas investigaciones contra Salazar Umaña iniciaron con varios allanamientos que la FGR ordenó el 8 de abril a 17 propiedades del empresario y a dos de sus socios, Wilfredo Guerra y su padre, Juan Umaña, alcalde de Metapán. Ambos, los principales accionistas de la empresa de granos Gumarsal, también fueron procesados por evasión de impuestos, aunque a diferencia de Salazar Umaña ellos fueron absueltos tras pagar lo adeudado al fisco.

El día de los allanamientos, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, aseguró que las investigaciones eran contra “los máximos dirigentes del cartel de Texis”. Y es que investigaciones policiales que datan desde 2000 señalan a Salazar Umaña como el principal dirigente de Texis, la organización que, según la Policía Nacional Civil, controla el tráfico de cocaína en el occidente del país. Como parte de esta estructura también se vincula a Roberto “Burro” Herrera Hernández, detenido el 21 de julio de 2013 por cargos de robo de autos y narcotráfico.

Sin embargo, la fiscalía nunca ha querido confirmar investigaciones por narcotráfico contra Salazar Umaña. Durante los allanamientos de principios de abril, el fiscal general, Luis Martínez, se apresuró a decir que la investigación contra los tres empresarios no tenía ninguna relación con el narcotráfico. Ayer se intentó conocer la opinión del fiscal pero no contestó las peticiones que se le hicieron. Su equipo de comunicaciones dijo que intentaría comunicarse con él para obtener una reacción, pero al cierre de esta nota aún no había respuesta.

El ministro de Seguridad, Ricardo Perdomo, tampoco quiso atender a este periódico, aunque sí dio declaraciones a canales de televisión sobre la violencia de pandillas. El ministro de Seguridad designado, el diputado del FMLN Benito Lara, fue consultado por la mañana y dijo desconocer la designación de Estados Unidos.

Designación

A través de una breve nota, el presidente Barack Obama informó al Congreso de los tres nuevos nombres que aparecerán como capos del narcotráfico, según la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico. Además de Salazar Umaña, Estados Unidos incluyó a un ciudadano de Cabo Verde y un guerrillero colombiano.

Quizá te pueda interesar
Videos Patrocinados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.