Aumento. Además de los menores que llegan solos, en los últimos días ha aumentado el número de niños que cruzan la frontera con alguno de sus padres.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció ayer que ofrecerá asistencia legal a los niños indocumentados que cruzan solos la frontera y son detenidos por la patrulla fronteriza, días después de que el presidente Barack Obama calificó la situación de “crisis humanitaria”.

La iniciativa responde a la preocupación de la administración Obama ante el aumento en los últimos años de niños inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México sin compañía de un adulto, en su mayoría procedentes de Centroamérica.

El programa será desarrollado tras un acuerdo alcanzado por la Corporación de Servicio Comunitario (CNCS) y el Departamento de Justicia, a través de la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR).

El objetivo es ofrecer asistencia legal a miles de niños que cruzaron la frontera sin sus padres o tutores legales y fueron detenidos por la patrulla fronteriza.

Para ello se reclutarán a unos 100 abogados y asistentes legales que ofrecerán sus servicios a estos menores.

Esta iniciativa también permitirá ayudar a identificar a aquellos menores que han sido víctimas del tráfico de seres humanos o de abusos para poder perseguir a los criminales.

Este programa permitirá “fortalecer nuestro sistema judicial y proteger los derechos de los miembros más vulnerables de la sociedad”, dijo en un comunicado el fiscal general estadounidense, Eric Holder, quien recordó que muchos de estos niños cruzan la frontera huyendo de la violencia en sus países.

El pasado lunes, el presidente Obama calificó de “situación humanitaria urgente” la llegada de niños inmigrantes indocumentados sin compañía.

Obama anunció “una respuesta federal unificada y coordinada” a este problema para ofrecer “socorro humanitario a los niños afectados, incluyendo alojamiento, cuidado, tratamiento médico y transporte”.

El número de niños que cruzan solos la frontera entre México y Estados Unidos ha aumentado 90 % en 2014 respecto del año pasado, según datos de la Casa Blanca.

Los agentes de la patrulla fronteriza podrían detener este año hasta 90,000 niños que tratarán de cruzar solos e irregularmente la frontera con México, más del triple de los detenidos en 2013, según se estima en un memorando preliminar interno del Departamento de Seguridad Nacional.

En el memorando del 30 de mayo se indica que la Oficina de Estadísticas de Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional calcula que para 2015 el número de niños migrantes detenidos sería 142,000.