El Salvador - Julio 25, 2017

LPG Radio

Clasificados

Fallece el doctor Emilio López Parker

Comunidad
  • Comunidad
  • / Obituario

Emilio Antonio López Parker deja un gran legado a la medicina salvadoreña y a la población.

El oftalmólogo y pionero de la cirugía láser en el país falleció el jueves y ayer recibió cristiana sepultura en Montelena rodeado de familiares y amigos.

9 de Enero de 2015 a la(s) 6:0 / Reina Aguilar

Confortado con los santos sacramentos de la Iglesia Católica y rodeado del cariño de sus seres queridos, entregó su alma al Creador el médico oftalmólogo Emilio Antonio López Parker, el pasado jueves. Este eminente doctor y pionero de la cirugía láser en el país, que fue descrito por muchos como un luchador y trabajador incansable, humano y servicial, nació en Santa Ana el 30 de noviembre de 1947, en el hogar formado por los esposos Roberto López y López y Rosa Parker de López.

Sus estudios de primaria y secundaria los realizó en el Liceo San Luis de Santa Ana, luego continuó los de medicina en la Universidad de El Salvador, donde se graduó en 1971. Después cursó Ciencias Básicas de Oftalmología, en la Universidad de Puerto Rico.

El cirujano, que gracias a sus tratamientos visuales pudo ayudar a miles de salvadoreños y extranjeros a recuperar la vista, realizó un diplomado en Oftalmología en la Universidad Hebrea de Jerusalén en Israel, donde obtuvo la especialización de cirugía de láser y se convirtió en el salvadoreño pionero en esta especialización.

“Dio su vida curando a los que estaban por perder la vista, abriéndole sus ojos de nuevo”, comentó muy conmovida su esposa, Margarita Díaz de López Parker, con quien contrajo nupcias el 24 de febrero de 1973. De esta unión nacieron Ana Margarita y Emilio Antonio. El eminente oftalmólogo era abuelo de cuatro nietos: Isabella, Matthew, Cristina y Emilio Antonio, quienes le llenaron de alegría su vida y que hoy lloran su partida.

Un ejemplo a seguir

“Mi esposo fue muy humano, atendía a las personas de escasos recursos y les proporcionaba tratamiento”, dijo doña Margarita, quien recordó el arduo trabajo que tuvo su esposo luego del terremoto de 1986, cuando sacó su clínica al parqueo del Instituto de Ojos para atender a personas que sufrieron daños en la vista a raíz de este desastre natural.

“Mi padre es un ejemplo a seguir, no solo fue padre de dos hijos, él fue padre para muchos amigos y familiares”, expresó muy dolido por su partida su hijo Emilio, quien comentó que su padre era un amante de su profesión y que también su tiempo lo compartía con la agroindustria, en su empresa Cuatro M.

El doctor López Parker, que contaba con un extenso currículo y que fue galardonado en diversas ocasiones, fue socio fundador del Centro Panamericano de Ojos, donde junto al doctor José Francisco López Beltrán formó un excelente equipo. Además fue presidente de la Sociedad Salvadoreña de Oftalmología.

Según su hijo, el doctor dedicó su vida a su familia, a la pesca y al cultivo de café en su finca y beneficio El Manzano.

“Así como su hospital tiene la mejor tecnología del mundo, su beneficio de café cuenta con excelente tecnología”, expresó su hijo Emilio.

Ayer por la tarde, posteriormente a una misa de cuerpo presente, el doctor Milo, como le llamaban cariñosamente, recibió cristiana sepultura en Montelena Complejo Funerario y a partir de este día se oficiará un novenario de misas en la capilla San Benito, hoy y mañana a las 6 de la tarde y de lunes a viernes a las 5:30 de la tarde.

Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.