El Salvador - Abril 26, 2017

LPG Radio

Clasificados

Las reliquias de Juan Pablo II llegan al país

Social
  • El Salvador
  • / Social

Devoción. Las reliquias de sangre de Juan Pablo II permanecen en la catedral de Santa Ana. Los feligreses las veneraron ayer.

La sangre del pontífice permanecerá hasta el miércoles en El Salvador. Ayer fue benerada en la catedral de Santa Ana, donde fue recibida con fervor.

27 de Abril de 2015 a la(s) 6:0 / Loida Martínez Avelar

Las reliquias de la sangre del papa Juan Pablo II llegaron ayer al mediodía al Aeropuerto Internacional Monseñor Óscar Arnulfo Romero para ser exhibidas en El Salvador hasta el miércoles.

Los católicos realizan un culto simple a las reliquias, que es similar al que hacen a las imágenes. Veneran a quien le pertenecieron.

Las reliquias de Juan Pablo II que están en el país, según explicó la Iglesia católica, son de primer grado, porque son una parte de su cuerpo. Es su sangre.

“Juan Pablo II vuelve a El Salvador, sus reliquias, él mismo, es su sangre la que está aquí entre nosotros y por lo tanto para la Iglesia es de suma importancia, porque nos vivifica y nos reanima a continuar en nuestra fe”, dijo Pedro Madrid, rector del seminario Benjamín Reyes.

Las reliquias del pontífice, que fue declarado santo por la Iglesia católica el año pasado, fueron trasladadas en un vehículo particular desde el aeropuerto hasta el kilómetro 49 de la carretera Panamericana, antes del desvío a El Congo, Santa Ana.

En ese sitio, feligreses observaron cómo los miembros de la organización Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María, con sede en Miami y que custodia las reliquias, instalaron la sangre en un altar.

“Juan Pablo II, te quiere todo el mundo”, gritaron las personas que acompañaron las reliquias hasta la catedral de Santa Ana, lugar donde están siendo exhibidas.

Para la Iglesia católica es muy importante la llegada de las reliquias, en medio de la situación de inseguridad que atraviesa el país. Los feligreses recuerdan la visita que el “papa viajero” (como también se le conoce) hizo en medio del conflicto armado, en 1983.

“Juan Pablo II vino en un momento muy crítico a nuestro país, en plena guerra. Él nos incentivó a conquistar la paz, es el papa de la paz, nos dijo que todos debemos ser artesanos de la paz”, recalcó el padre Madrid.

La caravana con las reliquias del peregrino de la paz fue recibida con alegría en Santa Ana. Las personas esperaron pacientemente el paso del altar y las saludaron con respeto y devoción.

Banderas blancas y amarillas fueron ondeadas en todo el trayecto. Los feligreses salieron de sus casas para saludar la sangre del peregrino de la paz.

Cuando la caravana llegó al parque central de Santa Ana comenzó la fiesta. Cohetes artesanales fueron lanzados para anunciar la presencia del peregrino de la paz.

Las campanas de la catedral sonaron por varios minutos y una banda santaneca interpretó con sus trombones “Tú eres mi hermano del alma” del cantautor Roberto Carlos.

Una misa fue oficiada en honor de San Juan Pablo II en la catedral santaneca. Las personas encargadas de leer el evangelio durante la homilía destacaron las cualidades del pontífice y el mensaje de esperanza que siempre transmitió cuando visitó El Salvador.

“Su misión era con la nueva evangelización. Difundir el evangelio era su mensaje”, dijo desde el altar un portavoz de la Iglesia.

La Fundación Dei Verbum y la Asociación de la Divina Misericordia coordinaron la llegada de las reliquias con la organización que tiene a cargo su custodia.

Finalizada la misa en la catedral de Santa Ana, inició la exhibición de las reliquias.

Uno por uno, en silencio y con respeto, los feligreses pasaron frente a la sangre de Juan Pablo II.

Con manos levantadas, las personas solicitaron la intercesión del santo en sus vidas.

Fundamento

Los católicos reafirman que todo poder viene de Jesús. Sin embargo, enfatizan que Dios puede conceder milagros por la intercesión de los santos.

“Pero más importante es acercarnos a los santos para inspirarnos en sus vidas e imitarlos con el deseo de también vivir en santidad”, consigna el mensaje difundido en panfletos en la catedral de Santa Ana.

Juan Pablo II, de nombre secular Karol Józef Wojtyla, fue declarado santo luego de que la Iglesia católica verificó los testimonios sobre su vida y los milagros que realizó.

Hoy, hasta las 10 de la noche, las reliquias de la sangre del santo Juan Pablo II serán exhibidas en la catedral santaneca.

Mañana serán llevadas al obispado castrense, ubicado en la parroquia San Juan Bautista, en San Salvador, y de ahí saldrán de nuevo para Miami, donde está la sede de la congregación que las custodia.

2

días permanecerán las reliquias de Juan Pablo II en la catedral de Santa Ana. Después serán llevadas a San Salvador.

2

visitas realizó Juan Pablo II a El Salvador. La primera ocurrió en 1983, en medio del conflicto armado.

10

años tiene de haber fallecido el “papa viajero”. Sus seguidores afirman que fue un hombre sencillo y bondadoso.

“Juan Pablo II vuelve a El Salvador, sus reliquias, él mismo, es su sangre la que está aquí entre nosotros y por lo tanto para la Iglesia es de suma importancia”. Padre Pedro Madrid rector del seminario Benjamín Reyes “Siempre vengo a misa, pero hoy he venido a llevarme algo especial de San Juan Pablo II. Necesitamos paz, que nos deje mucha paz esta vez que ha venido”. Carmen Guevara feligresa santaneca
Quizá te pueda interesar
Videos Patrocinados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.