El Salvador - Agosto 23, 2017

LPG Radio

Clasificados

Jueces trasladados acumulan más de 40 denuncias ante CSJ

Judicial
  • El Salvador
  • / Judicial

Según datos de la Sección de Investigación Judicial, ocho de los jueces que serán trasladados acumulan esas denuncias. Tres de ellos también están señalados por títulos falsos. Jueces consideran que movimientos son “rutinarios”.

22 de Septiembre de 2016 a la(s) 6:0 / Gabriel García/Gabriela Cáceres

En la lista de los jueces que serán trasladados por orden de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) hay ocho funcionarios judiciales que acumulan 43 procesos abiertos en la Sección de Investigación Judicial de la Corte. La lista es encabezada por el juez Gilberto Ramírez Melara, quien fue removido del Juzgado de Instrucción de Mejicanos, y será colocado en la misma instancia pero en el municipio de Ilopango.

Entre los que más denuncias acumulan también están los jueces Delfino Parrilla, quien estaba en el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla; y Rolando Corcio, que deja el Sexto de Sentencia de San Salvador. Ambos acumulan nueve casos cada uno desde 2009.

Parrilla fue removido de su cargo en el Juzgado de Sentencia de Santa Tecla y dirigirá el Juzgado de Instrucción de Ciudad Delgado. Corcio, por su parte, pasará al Juzgado de Instrucción de San Marcos.

En la lista de jueces denunciados también están los juristas Aristarco Chavarría y Levis Italmir Orellana, con dos procesos abiertos cada uno; y Rigoberto Chicas, con un expediente en investigación.

Chavarría ha sido trasladado del Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador hacia el Juzgado de Instrucción de Apopa. Mientras que Orellana dejará de ser juez Décimo de Instrucción de San Salvador, y pasará al Juzgado Primero de Vigilancia Penitenciaria. En cuanto a Chicas, este será trasladado al Juzgado Cuarto de Instrucción de San Salvador, dejando su cargo en el Juzgado de Instrucción de Apopa.

“Un proceso normal”

Delfino Parrilla, quien sale del Tribunal de Sentencia de Santa Tecla, considera que la decisión de la Corte de trasladarlo es positiva, porque la carga laboral será diferente: “Yo lo veo como que Dios me deparó eso, y fue una señal para decirme: ‘bueno, ya trabajaste mucho en este juzgado’”, se pronunció ayer el juez.

Parrilla dijo que desconoce si la decisión de los magistrados fue influenciada por las declaraciones del fiscal general, Douglas Meléndez, quien recientemente señaló que dentro del Órgano Judicial hay “clicas” que afectan las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) y de la Policía Nacional Civil (PNC).

“Los magistrados no sé si han considerado eso que el fiscal dijo. Yo de mi parte lo considero algo rutinario”, expresó Parrilla en una entrevista concedida ayer a LA PRENSA GRÁFICA.

Esta lectura sobre los cambios también la comparte el juez Rolando Corcio, quien se va del Sexto de Sentencia de San Salvador . “Estos son cambios de carácter rutinarios y normales. Son cambios amparados en la ley y en que la Corte en Pleno tiene la facultad para hacer esto. No hay que asombrarse, es normal”.

En cambio Martín Rogel, quien fue promovido a magistrado de cámara con los traslados, dijo que las declaraciones del fiscal sí tuvieron efecto: “No podemos negar que eso tiene un nivel de incidencia. Negarlo sería desconocer una realidad”.

“Es algo atípico que se haga de un solo”, comentó el juez Wilfredo Hernández, quien asumirá en Sentencia de Santa Tecla.

La CSJ explicó que los jueces trasladados conservarán las mismas prestaciones, la misma categoría y todos los derechos que les garantiza la Ley de la Carrera Judicial. Los cambios serán efectivos a partir del próximo 1.º de octubre.

Corcio confirmó que mantiene el mismo salario y que “lo único que cambia es la fase del proceso judicial que voy a ver, ahora Sentencia y después Instrucción en San Marcos”. Tanto él como Corcio llevaron procesos en los cuales el empresario Enrique Rais, ahora procesado por supuesta elaboración de pruebas con la fiscalía de Luis Martínez, se presentaba como víctima.

En la lista de cambios también se encuentra Nelly Edith Pozas, quien tiene un proceso abierto en Investigación Judicial por presuntamente reabrir un expediente fenecido. Ella ha sido llamada a retomar su trabajo en el Cuarto de Paz de San Salvador, luego de estar en el Juzgado de lo Civil de Cojutepeque.

Los títulos

Tres de los jueces trasladados fueron señalados por poseer títulos irregulares de abogados. Según la lista que la Fiscalía hizo pública en 2001, tanto el juez Aristarco Chavarría como su esposa, Ana Patricia Cruz de Chavarría, quien fue removida del Juzgado Octavo de Instrucción de San Salvador y será enviada a Soyapango, presentaron irregularidades.

Carlos Alberto Valiente Henríquez, quien pasará del Juzgado de Paz de Santo Tomás hacia el Séptimo de Paz de San Salvador, también fue mencionado en el informe denominado Vidales por haber egresado de una de las universidades cuestionadas.

“No podemos negar que las declaraciones del fiscal tienen un nivel de incidencia. Negarlo sería desconocer una realidad”. Martín Rogel juez Tercero de Sentencia “Yo lo veo como que Dios me deparó eso, y fue una señal para decirme: ‘bueno, ya trabajaste mucho en este juzgado’”. Delfino Parrilla juez de Sentencia de Santa Tecla “Son cambios de carácter rutinarios y normales, amparados en la ley. No hay que asombrarse, es normal” ROLANDO CORCIO juez sexto de Sentencia de ss “ Es legal pero no es normal. Es algo atípico que se haga de un solo. Esto se sale del estándar de la normalidad por la cantidad de jueces”. Wilfredo Hernández juez de Paz de San Rafael Cedros
Más de tu interés
Desde El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.