El Salvador - Julio 20, 2017

LPG Radio

Clasificados

150 guardarrecursos para cuidar áreas naturales protegidas

Social
  • El Salvador
  • / Social

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente se inaugura el Plan de Reforestación de Ecosistemas; 117 áreas naturales son protegidas actualmente.

5 de Junio de 2017 a la(s) 0:0 / Daniela Salgado

Archivado en

El Ministerio de Medio Ambiente solamente dispone de 150 guardarrecursos para velar por 117 Áreas Naturales Protegidas (ANP), según confirmó el viernes la ministra de esta cartera estatal, Lina Pohl. Aunque el dato significa una sobrecarga, la funcionaria aseguró que no se trata de la cantidad de trabajadores, sino de la calidad con que realizan sus labores.

Para 2016 se tenía un total de 109 áreas que proteger, para este año se han sumado ocho más. Los datos del MARN del año pasado apuntan a que se tenían 41,845 hectáreas protegidas, lo que obligaba a cada guardarrecursos a velar por poco mas de 278 hectáreas cada uno.

Pohl no brindó el aumento preciso de la extensión territorial alcanzada con las ocho nuevas áreas.

Las cosas sin embargo, y según datos de 2016, parecen más complicadas. Hay que velar por tres Reservas de Biósfera que suman 276,040 hectáreas y siete sitios Ramsar con un área total de 207,387 hectáreas, lo que aumenta de manera singular el trabajo que deben hacer los guardarrecursos.

“En este momento no se puede hablar de que vamos a ampliar eso (el número de guardarrecursos). Se hace un uso más eficiente estos guardarrecursos. Es un equipo que está en constante capacitación e instrumentos. Este año esperamos terminar todos los convenios de comanejo para estas áreas”, dijo Pohl.

La ministra además agregó que en el cuidado de las áreas protegidas deben intervenir las municipalidades, pues el ministerio no puede cargar con toda la responsabilidad de protección.

No hay una cantidad precisa en hectáreas protegidas, pues muchas de las ANP están incluidas en las Reservas de la Biósfera, al igual que algunos Humedales; sin embargo, también hay algunos aislados.

“Algunas áreas forman complejos, entonces hay algunos (guardarrecursos) en todo el complejo de estas áreas. Son dos zonas separadas, pero forman un complejo porque están dentro del mismo territorio, más o menos, entonces ubicamos a guardarrecursos”, dijo la funcionaria.

Pohl dijo que las ANP regulan la productividad pues resguardan la biodiversidad. “Vamos a sembrar la vida futura. Entiendo que varios agricultores quieren estos espacios, pero francamente no es posible, el país tiene el deber de protegerlos”, aseguró.

La restauración

Pohl explico que una de las claves para contener el deterioro del medio ambiente salvadoreño es el proceso del Plan de Restauración y Reforestación de Ecosistemas. Según dijo, la reforestación se hará en zonas estratégicas que necesitan con mayor urgencia la recuperación de la biodiversidad en sus territorios.

La meta es llegar a tener un aproximado de 1,000,000 de árboles plantados, como ya había adelantado antes, pero hizo énfasis en que estos deben ser cuidados, al menos, por un período de tres años.

Hasta el momento, hay 1,200 personas distribuidas en más de 100 sitios, en diferentes departamentos del país, que van a colaborar en el programa de reforestación y cuido de los árboles plantados.

La iniciativa nace del Consejo Nacional de Sustentabilidad Ambiental y Vulnerabilidad (CONASAV) por medio del Plan El Salvador Sustentable. Hasta el momento, las prácticas de restauración ya comenzaron pues, según Pohl, el MARN ya está trabajando en transformación de prácticas agrícolas, la introducción de una agricultura agroforestal, evitar la quema y agroquímicos que afecten el suelo.

Otros problemas

Los programas de restauración están destinados a la conservación de recursos prioritarios como el agua. Para implementar esta restauración, se hace uso de un aproximado de 49 técnicas que tienen como finalidad evitar fenómenos como la sedimentación. La erosión es otro de los fenómenos que se han vuelto caóticos pues hay problemas de infiltración de agua, lo que obliga a que esta corra por las laderas y afecte los terrenos.

Debido a la desprotección de la tierra, la lluvia ha originado el proceso de erosión hídrica en la mayoría de los suelos, que es la más grave y dañina. La pérdida bruta de suelo en tierras cultivadas por efecto de esa erosión oscila de 1.2 a 513 toneladas métricas por hectárea al año y para el 75 % del territorio son 59 millones de toneladas/año.

Un fenómeno similar pasa con los ríos cuyos caudales se han visto afectados por la sequías de años anteriores. De hecho, parte del plan de reforestación se encamina a rescatar las cuencas.

Datos del Ministerio de Medio Ambiente también dan cuenta de que el país experimentó una fuerte pérdida de cobertura boscosa entre 2000 y 2010 de alrededor de 138,000 hectáreas.

De 2015 a 2017 se reportan 2,799 hectáreas de áreas naturales que fueron afectadas por incendios, además de otras hectáreas, las zonas de amortiguamiento que están alrededor. Solo de enero a abril de 2017 se tiene reportado 1,285 hectáreas de ANP afectadas por incendios.

“El MARN promueve la no quema. La época de la siembra coincide con la de vientos fuertes, pero evitar el uso del fuego es esencial, pues disminuye los nutrientes y resta productividad al suelo”, dijo Pohl.

En el Plan de Reforestación, los 150 municipios del país que forman parte del corredor seco, que llega a registrar un promedio de 40 grados centígrados, son prioridad, con el objetivo de mejorar el clima y conservar la mayor cantidad de agua posible.

En el proceso de protección el ministerio declaró en febrero a 42 islas como ANP no están bajo ningún régimen de protección, por lo que se incorporarán al Sistema de Áreas Naturales Protegidas: harán remediciones, se llevarán al catastro.

Por el momento estas islas no están inscritas en el Centro Nacional de Registros (CNR).

Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.