El Salvador - Agosto 23, 2017

LPG Radio

Clasificados

30 zonas vulnerables tras lluvias y el sismo de ayer

Social
  • El Salvador
  • / Social

La vulnerabilidad del país la producen varios factores, desde lluvias, sismos, inundaciones. Los temporales de esta semana dejaron varias zonas afectadas, incluso cuatro personas perdieron la vida.

MARN dice que las fuertes lluvias podrían provocar afectaciones por el colapso de la red de drenaje en las zonas urbanas de Santa Ana, Sonsonate, La Libertad, San Salvador, San Miguel y La Unión.

23 de Junio de 2017 a la(s) 0:0 / Iliana Rivas

Alarma. Gran parte de la población salvadoreña despertó por la sacudida de un sismo de 6.9 en la escala de Richter, que tuvo su epicentro en las costas de Guatemala. El suceso tuvo gran impacto en el país, debido a la vulnerabilidad provocada por las lluvias que por una semana se han producido en el territorio nacional.

LEA TAMBIÉN: SISMO MAGNITUD 6.7 DEJÓ UN HERIDO Y DAÑOS EN VIVIENDAS EN GUATEMALA

Los sistemas de alerta temprana se activaron en el país; sobre todo porque con la acumulación de agua en el suelo, la posibilidad de deslizamientos aumenta. Ayer la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Lina Pohl, enumeró los departamentos más propensos a derrumbes o inundaciones.

La zona volcánica del país en general, pero son más propensos los volcanes de San Salvador; Chaparrastique, en San Miguel; y Chichontepec, en San Vicente.

Pohl dijo que la magnitud del sismo fue preocupante por el peligro que existe en esos lugares por la susceptibilidad de los suelos.

LEA ADEMÁS: AL MENOS TRES RÍOS CON ALTA PROBABILIDAD DE DESBORDARSE EN PRÓXIMAS HORAS, SEGÚN MARN

Pero la ministra advirtió que siguen latentes algunas amenazas por la lluvia y otras zonas vulnerables a los desastres naturales como la costa que es propensa a las inundaciones.

Los sismólogos advirtieron que, a pesar de la distancia, las secuelas podrían llegar a El Salvador. “El epicentro ha sido localizado a 163 kilómetros al oeste del departamento de Ahuachapán, esto es en costas de Guatemala, donde el sismo pudo haber sido mucho más intenso que acá, en El Salvador, la profundidad del sismo ha sido de 30 kilómetros aproximadamente”, destacó Manuel Díaz, gerente de Geología del MARN.

Para ilustrar cómo afectan la región los fenómenos naturales aseguró que después se registraron muchas más réplicas de menor magnitud en las costas de La Paz.

La Dirección de Protección Civil confirmó que mantiene un control y monitoreo constante de todas las zonas consideradas de riesgo y no específicamente las áreas de derrumbes, sino otros lugares que están cerca a quebradas o ríos como el Goascorán, Paz y Lempa. Igualmente, vigilan las zonas montañosas o cerros pronunciados, además de las quebradas del área metropolitana de San Salvador, como el Acelhuate, Las Cañas y el Pito, entre otros.

A escala nacional son un aproximado de 30 zonas de mayor vulnerabilidad contabilizadas por las autoridades de Medio Ambiente y de Protección Civil, quienes manifiestan que se debe de prestar atención especial a ríos y quebradas que drenan de la cordillera de Apaneca-Ilamatepec, ya que podrían tener crecidas repentinas debido a lluvias de fuerte intensidad.

Tras el sismo de ayer el ministro de Gobernación, Arístides Valencia, informó que no hubo ningún tipo de afectaciones materiales ni humanas, también descartó la alerta por tsunami.

“Hemos descartado cualquier problema de tsunami o una afectación mayor provocada por este sismo que sentimos”, dijo Valencia, quien aseguró que en caso de emergencia se están tomando las medidas pertinentes para prevenir desgracias sobre todo en las zonas de mayor vulnerabilidad.

Pohl mencionó que los lugares donde más intenso se sintió el sismo fue en la zona occidental del país y en el Área Metropolitana de San Salvador, donde se tuvo intensidades de 5 en la escala modificada de Mercalli, explicó la ministra.

“Fue un sismo que nosotros llamamos distal, esto quiere decir, duró mucho tiempo, 45 segundos; por eso es que todos se alarmaron mucho y se sintió muy fuerte”, expresó la ministra.

Con calma

Las autoridades fueron claras al decir que las personas no se tienen que alarmar ante una situación telúrica, ya que eso podría generar más caos y ocasionar una tragedia mayor. Especificaron que las condiciones que están ocurriendo en el país son muy peculiares, sin embargo siempre están alertas ante alguna amenaza y mantienen un monitoreo constante en todo el territorio, sobre todo en los lugares donde se presenta mayor riesgo.

“Este es un país sísmico, vamos a pasar por esto muchas veces durante el año, en promedio tenemos un sismo magnitud 5 una vez al mes y por lo menos tenemos una vez al año un sismo de magnitud 6, no es cierto que esté temblando más, este es uno de los años que hemos tenido menos sismos”, volvió a repetir la ministra, como lo hizo en los enjambres anteriores, que igual causaron alarma.

En cuanto a infraestructura se refiere, según los expertos en vulnerabilidad y riesgo ante desastres naturales, se tiene que tener en cuenta las edificaciones que están construidas sin mayores técnicas o materiales no adecuados, además de que están en lugares propensos a derrumbes o de mayor concentración poblacional, por lo que consideran el Área Metropolitana de San Salvador como una zona muy vulnerable ante sismos, terremotos y lluvias.

Para las autoridades es muy importante recordar a la población que vive en una zona con alta peligrosidad por amenazas naturales, que ellos mismos se mantengan alertas ante las condiciones adversas que puedan presentarse.

El ministro de Gobernación explicó cuáles son las medidas que se toman en cuenta ante sismos de grandes magnitudes para descartar o alertar sobre tsunami o sobre afectaciones en el país; asegura que lo primero es que el observatorio nacional informa al sistema, cuál es la magnitud, el punto focal donde ha ocurrido, y con eso se establecen los posibles lugares donde haya habido efectos. Luego se monitorea a escala nacional con el personal de Protección Civil en el campo, quienes verifican si ha habido algún efecto. En el caso de identificar alguna emergencia entonces se focaliza la acción y dependiendo sus niveles, Protección Civil va estableciendo las alertas y las comisiones encargadas actúan de inmediato.

Las recomendaciones que el MARN hace en caso de un sismo son guardar la calma, no dejarse llevar por rumores y guiarse por la información oficial, asegurar las cosas que se puedan caer, ya que muchas veces los accidentes que ocurren en un movimiento telúrico no son porque la casa se cayó sino porque había algo mal puesto y le cayó encima a una persona.
 
Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.