El Salvador - Julio 20, 2017

LPG Radio

Clasificados

Icono de la moda y los negocios: Pierre Cardin cumple 95 años

  • Ella

Con más de 800 fábricas y licencias en todo el mundo, varios restaurantes, teatros, un museo en París y un amplio patrimonio inmobiliario al que pertenecen, entre otros, un palacio y medio pueblo, Pierre Cardin es uno de los hombres más ricos de Francia. Pero eso no impide que a punto de cumplir 95 años, el próximo 2 de julio, siga trabajando incansable.

30 de Junio de 2017 a la(s) 10:39 / DPA

Archivado en

Para la presentación de su colección primavera/verano 2017, Cardin invitó al público especializado al Yellow River Park de China, mientras que para sus creaciones del otoño/invierno 2016 los trasladó a su palacio de Lacoste, en la comarca francesa de Luberon. Y en abril, la conocida galería Carla Sozzani de Milán expuso "Les Sculptures utilitaires", su vanguardista serie de muebles de los años 70 en la que plasmó su concepción escultural de la moda.

No resulta difícil definir a Cardin como un hombre de superlativos. Puede vanagloriarse de ser uno de los veteranos del sector que, tras 70 años de carrera, sigue sin pensar en jubilarse. Inventó la moda futurista, fue el primero que lanzó al mercado una colección de prêt-à-porter y que diseñó ropa interior para el supermercado Lidl. Cuberterías, tocadiscos, ropa de cama, relojes de pulsera y coches llevaron y llevan su nombre. Muy pocos han sabido sacar partido a su marca tanto como él.


Sin embargo, su habilidad para los negocios no sólo le ha hecho rico, sino que también lo convierte en un hombre muy odiado, como reconoció recientemente en una entrevista con la radio francesa RFI. Aunque nunca le ha importado demasiado: él siempre fue por delante de los demás, afirma. Y eso le ha valido también su independencia, pues como subraya orgulloso, su sello no pertenece a ningún grupo.

Cardin ha revolucionado la moda. En 1947, como diseñador para Christian Dior, creó el llamado "new look" con vestidos que marcaban la cintura, mientras que en los años 60 hizo desfilar a sus modelos con cascos y trajes que recordaban a los de los astronautas. Con más entusiasmo fueron recibidos sus minivestidos de cortes geométricos y sus faldas con cintas de vinilo.


A comienzos de los 50 fundó su propia empresa de alta costura y más tarde, se convirtió en el primer gran modisto que diseñó también colecciones para hombre. Aún hoy sigue enfundando a sus modelos en "overalls" de plástico y ajustados bodys con brillos metálicos, pero su futurismo tiene ahora un regusto a retro.

Hijo de un comerciante de vino francés nacido cerca de Venecia, a Pietro -como reza su nombre- Cardin nunca le interesó el lujo. Una afirmación que sorprende viniendo del hombre que posee una de las viviendas más caras de Europa a orillas de costa Azul. "Ya desde muy joven podía comprarme todo lo que quisiera", dijo en sus entrevistas. Lo que le interesa es el aspecto creativo de su empresa y sus planes, afirma.

Y entre éstos figura el Espace Pierre Cardin, un antiguo teatro cerca del palacio del Elíseo que compró en 1969 y ha convertido en un centro cultural con salas de conferencias, un restaurante de lujo, una galería de arte y una sala donde exponer sus colecciones. Después se interesó por la marca Maxim's y su legendario restaurante modernista, que adquirió a comienzos de los 80. Y en mayo de 2001 compró el palacio que perteneció al marqués de Sade en Lacoste.


Una vez renovado y capacitado para albergar conciertos y festivales de música, adquirió varios inmuebles. Su reto era convertir este pueblo de 400 almas en un "Saint Tropez de la cultura". Pero el proyecto artístico fracasó, en parte por la resistencia de los vecinos, que se plantaron ante el estilo feudal de Cardin.

 
Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.