El Salvador - Julio 26, 2017

LPG Radio

Clasificados

El caso inició con los sitios “espejo”

Internacionales
  • Internacionales
  • / Centroamérica

Informes del Gobierno de EUA consignan lo que sucedió.

7 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / Redacción

Archivado en

Hace dos años apareció una página en internet que publicaba información falsa, con el logotipo y otras características de LA PRENSA GRÁFICA.

Un grupo de expertos en informática había creado una “página espejo” de este periódico e incluyó notas inventadas, como una entrevista con el presidente de Grupo LPG, José Roberto Dutriz, que jamás se llevó a cabo.

Lo mismo sucedió con El Diario de Hoy: publicaron notas que no tenían nada de realidad.

El 21 de julio de 2015, Grupo LPG promovió una demanda contra los autores del ciberataque por los delitos de falsedad material y violación de distintivos. La demanda llegó a la sede judicial.

Las pesquisas posteriores mostraron que los allegados al alcalde de San Salvador, Nayib Bukele, podrían haber participado en la preparación y en el mismo ciberataque.

La parte acusadora accedió a tres informes del Departamento de Estado de EUA que consignan la relación que tuvieron personas cercanas a Bukele con los dos ciberataques.

El proceso continúa, ya que las dos partes han estado aportando la información solicitada.

Este es el proceso judicial por el que el máximo representante de la alcaldía capitalina decidió promover otra demanda contra LA PRENSA GRÁFICA, pero por los delitos de difamación y calumnia debido a las publicaciones.

Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.