El Salvador - Julio 20, 2017

LPG Radio

Clasificados

La caja chica de la MS-13 en el centro de San Salvador

Judicial
  • El Salvador
  • / Judicial

Juicio. el Juzgado especializado de Sentencia C dará a conocer el fallo del caso en los próximos días.

Pandilleros empezaron a lavar el dinero de la extorsión con la venta de gas licuado. También planificaron controlar el abasto de otros productos y así conseguir efectivo para armas.

12 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / Gabriel García

 

La Fiscalía General de la República (FGR) acreditó, en un caso que ya fue judicializado, que la clica “Centrales Locos Salvatruchos” de la pandilla MS-13 planificó desde 2014 crear, con la venta de puestos en el mercado Central, una caja chica para la compra de necesidades diarias, como armas. En un inicio pensaban cobrar entre $1,000 y $1,200 por cada uno de los puestos comerciales. Con esta dinámica, los pandilleros planificaban tener una reserva de al menos $50,000, para sus gastos cotidianos.

Dicha información consta en llamadas intervenidas por la Fiscalía General de la República, y con las cuales logró llevar a juicio a 52 imputados, en su mayoría vendedores que colaboraban con la pandilla en la venta ilegal de armas, en las extorsiones y en los homicidios.

LEA TAMBIÉN: MS-13 EXPANDE EL TRÁFICO DE ARMAS EN CENTRO DE SAN SALVADOR

Al acumular fuertes cantidades de efectivo, producto de las extorsiones que podían llegar a los $5 diarios por puesto, los líderes de la clica del centro de San Salvador empezaron a buscar maneras de lavar el dinero a finales del 2014. Uno de los métodos que encontraron fue a través de la venta de gas licuado de petróleo. Desde enero del 2015, José Israel Ortíz Hernández, alias “Droopy”, dio a conocer a todos los dueños de los comedores del edificio siete y diez del mercado Central y también del mercado Sagrado Corazón que él iba a ser el encargado de distribuir el gas para las cocinas, a través de su esposa.

La pandilla pagó una bodega para el gas ubicada en el pasaje Colombia frente a Plaza Centro. En ella almacenaron tambos de gas de todos los tamaños, los cuales fueron vendidos a centavos menos que los establecidos en el mercado nacional.

MÁS INFORMACIÓN: MS-13 SE TOMÓ RED DE DISTRIBUCIÓN DE ARMAS DEL CENTRO DE S. S.: FGR

El “Droopy” organizó a varios miembros activos de la pandilla y los acreditó como distribuidores de gas. Además, avaló que las autoridades hicieran inspecciones de seguridad para darle los permisos correspondientes a la bodega de gas.

En esas fechas, los líderes de la clica también empezaron a pensar en controlar el abasto de productos en el mercado Central. Tal como ya lo hacían otras clicas de la pandilla como las que operan en Santa Tecla y Sonsonate. Los pandilleros pensaban así en tomar el control de algunos de los vehículos que llevaban los productos para los principales mercados del centro de la capital.

LEA TAMBIÉN: PROCESADOS POR TRÁFICO DE ARMAS PODRÁN IR A SU CASA SI PAGAN FIANZA DE $3,000

Según la intervención de llamadas telefónicas, estas actividades tenían la finalidad de montar “algo grande” para el 2017 en el centro de la capital.

En esta etapa, la pandilla también empezó a reclutar jóvenes del centro de San Salvador para aumentar la vigilancia y control de sus negocios. En un “meeting” o reunión, llevada a cabo por los líderes de la pandilla para iniciar a jóvenes, los pandilleros les dijeron que para ellos era importante tener en sus filas a “gente estudiada y trabajadora”, que más adelante pudiera representar a la clica en un trabajo formal.

La clica Centrales Locos Salvatruchos de la MS-13 pasó de ser un grupo de jóvenes dispuestos a generar desórdenes en fiestas a consolidarse como una de las clicas más importantes de la MS-13 en todo el país a partir de la implementación de los “programas” en 2001, según declaró a la Fiscalía un pandillero iniciado en 1996.

Los “programas” de la pandilla MS-13 sirvieron para canalizar algunas órdenes por parte de los líderes de la pandilla a sus operadores. Entre los primeros programas designados se encuentra el “Programa Centro”, del que su “clica” más importante es la “Centrales Locos Salvatruchos”. Según un testigo, esta clica es liderada a la fecha por Rubén Rosa Lovo, conocido como “El Chivo de Centrales”; y Juan Francisco Parada Morán, conocido como “El Mongo de Villa Mariona”.

En 2005, llegaron las primeras órdenes de extorsionar a personas por teléfono para poder acceder a armas y actividades del narcomenudeo. En esos años la “renta” (extorsión) impuesta a cada uno de los comerciantes del centro de San Salvador se convirtió en el principal flujo de dinero que le permitía operar a la pandilla; sin embargo, el sistema de finanzas se fue complejizando.

A la fecha, informantes de la zona aseguran que la estructura de la MS-13, que controla la mayor parte del Centro Histórico, ha llegado a tener un alto nivel de organización, al punto de generar constantes relevos de los miembros que controlan los mercados.

El Tribunal Especializado de Sentencia C conoció de las grabaciones y testimonios recabados por la FGR en el juicio que inició la semana pasada. Está previsto que dé el fallo en los próximos días.
 
Más de tu interés
De El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.