El Salvador - Julio 25, 2017

LPG Radio

Clasificados

Dos incendios

Opinión
  • Opinión
  • / Columnas

El incendio en la torre tres del edificio del Ministerio de Hacienda conocido como “Tres Torres”, que dejó como saldo dos personas muertas y 23 hospitalizadas, ha opacado temporalmente al incendio político que generó la renuncia a sus candidaturas para reelegirse como diputados de ARENA, de los jóvenes Juan Valiente y John Wright.

15 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / Juan Ramón Medrano

El incendio que inició al filo de las 3 de la tarde del viernes 7, en uno de los tres edificios del Ministerio de Hacienda, desgraciadamente dejó como saldo la muerte de las señoras Nubia Karina Campos y Blanca Lilian Castro y lesiones y quemaduras en otras personas. Nos recordó la vulnerabilidad de la mayoría de nuestros edificios públicos, que no cuentan con escaleras de emergencia y otras condiciones básicas de seguridad. Pero también, nos permitió ver la inmediata reacción de las autoridades de la PNC, Ejército, Protección Civil y otros organismos de socorro, como Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Cruz Verde y Comandos de Salvamento, que evacuaron eficientemente a 122 personas y minimizaron los costos en vidas humanas.

Particularmente espectacular fue la evacuación en helicóptero, ya que como dijo el piloto de la nave, estas no están hechas para ese tipo de rescates, y un pequeño error podría haber provocado una tragedia mayor. Tampoco faltaron las especulaciones de los mal pensados, que dijeron que el incendio fue provocado porque en el edificio se encuentra la información de la División y Control de Obligaciones Tributarias. Aunque inmediatamente, el ministro de Hacienda aseguró que los sistemas de cómputo del fisco no sufrieron daños; y afirmó también que existen copias de respaldo de esta información.

En cuanto al incendio político, pareciera que la dirigencia de ARENA está deshaciendo con los pies el trabajo que tanto le había costado hacer con las manos. La imagen de apertura y renovación del partido con la participación de un grupo de jóvenes diputados se ha visto seriamente perjudicada con las duras declaraciones de los diputados Wright y Valiente, que calificaron de farsa y lleno de vicios el proceso de elección interna del partido de derecha. En política, los partidos tienen que “ser y parecer” democráticos; y con la forma intolerante en que están administrando sus diferencias con los dos diputados mencionados, ARENA está mostrando que “no es ni parece” democrático.

Según encuestas recientes de la UCA y LPG, los dos partidos mayoritarios están empatados en preferencia electoral, pero su incapacidad para administrar los problemas internos podría debilitar más políticamente a la derecha y por lo tanto, afectarle en las encuestas. Pero esta situación debería de ser una luz roja para el COENA político, y para el COENA S. A. de C. V., especialmente, a la hora de administrar las diferencias que irremediablemente surgirán entre los dos empresarios que actualmente son ya fuertes precandidatos presidenciales.

Del otro lado, además de estar manejando de manera más eficiente las diferencias que siempre surgen en las elecciones internas, el FMLN ha decidido inteligentemente concentrarse en las elecciones inmediatas de alcaldes y diputados. Para después, de acuerdo con el resultado de estas, y con los vaivenes internos en los partidos, definir la candidatura presidencial. Que por cierto, en la medida en que se debilite ARENA, tienen más posibilidades Gerson, Óscar o Hugo; y en la medida en que se fortalezca, tiene más posibilidades Nayib.
 
Más de tu interés
De El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.