El Salvador - Julio 25, 2017

LPG Radio

Clasificados

Los puntos en que Dentons asesora a cancillería y cómo difieren con retórica FMLN

Departamento 15
  • Departamento 15

Conozca a detalle el documento de la firma de abogados que la embajada en Washington ha contratado para trabajar por los intereses de la población con TPS. La inversión se hizo justo en momentos en que el FMLN creó tensión.

14 de Julio de 2017 a la(s) 11:35 / Amanda Hernández Moreno

El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de su embajada en Washington D. C., firmó un contrato por $125,000 que serán saldados con fondos públicos a la firma de abogados más grande del mundo para que lo asesoren sobre cómo “mejorar las relaciones con Estados Unidos”, entre otros puntos.

Esta contratación, que publicó el viernes pasado el medio digital Diario Libre (El Salvador), exige que la firma de abogados Dentons Law presente un plan de acción en cinco meses o “hasta que se agote la disponibilidad presupuestaria (...), pudiendo prorrogarse siempre que las condiciones del mismo permanezcan favorables al ministerio”. El documento, del que ahora LA PRENSA GRÁFICA también tiene una copia, dice que el pago se hará de forma mensual.

Contrato-1.jpg

Esta consultoría se firmó el 6 de junio, siendo registrada ante el Departamento de Justicia (DOJ, en inglés), acción necesaria por la Ley de Registro de Agentes Extranjeros (FARA, en inglés). Dos semanas después, el partido de gobierno tildó al presidente Donald Trump de “injerencista” por modificar las políticas de su administración hacia Cuba.

Las acciones de la cancillería para acercarse a la nueva administración de la Casa Blanca se han visto en el pasado empañadas por diversas posturas tomadas por la dirigencia y los diputados del FMLN.

A finales de junio, el secretario de la Presidencia, Eugenio Chicas, criticó abiertamente la decisión de Trump de dar marcha atrás a la relajación de las tensiones con Cuba del expresidente Barack Obama. ARENA reaccionó diciendo que la postura  ha sido “lamentable” y que “deberían definir qué es lo que quieren o qué es lo que pretenden en política exterior”.

Esto ocurrió en momentos de expectativa por el futuro de más de 188,000 salvadoreños con Estatus de Protección Temporal (TPS, en inglés).

Sin embargo, el canciller Hugo Martínez defiende que esta postura de su partido no tiene ningún impacto en las relaciones con Estados Unidos, las que siempre enmarca como "excelentes".

"Si tú me quieres preguntar sobre las opiniones de políticos, de diputados, de empresarios en este país, bueno, este es un país donde hay libre expresión y cada quien puede expresar sus puntos de vista, aunque no los compartamos", expresó este jueves ante las preguntas de periodistas.

"Está claro que las dos personas autorizadas por Constitución para hablar de política exterior y posicionar una política con nombre del país son el señor presidente de la República y el ministro de Relaciones Exteriores. Todo lo demás es parte del libre juego de ideas que hay al interior del país", defiende Martínez.

El canciller habló  de esta contratación por primera vez de forma pública en entrevista radial con 107.7 Fuego esta semana. Dijo que Dentons “nos está ayudando con el trabajo de lobby”. Señaló también que en el pasado El Salvador ya había contratado a otras empresas desde 2009.

Aclaró también que Dentons tiene abogados certificados por el Departamento de Seguridad Nacional.

Contrato-2.jpg

El jefe de la diplomacia se ha empeñado esta semana en recalcar que Dentons se centrará en dar asesoría por los salvadoreños que tienen TPS y que podrían acceder a una residencia en Estados Unidos. En efecto, recibir asesoría en temas migratorios es un punto del contrato, pero no es el único ni tiene ningún distintivo que lo haga resaltar sobre los demás.

El contrato dice que Dentons, que tiene más de 7,000 abogados bajo su firma, deberá presentar un plan para “operativizar el plan de trabajo con las entidades correspondientes para lograr, entre otros, beneficios migratorios para la comunidad salvadoreña radicada en EUA”.

El bufete jurídico tendrá que realizar lineamientos para incrementar la cooperación, “el fortalecimiento de las relaciones comerciales, mayor atracción de inversiones estadounidenses, fortalecimiento de las relaciones políticas y mejora de los niveles de interlocución”. Las relaciones bilaterales con el gigante del Norte, que alberga a más de 2 millones de compatriotas, datan de más de 150 años.

Contrato-3.jpg

A principios de julio, la retórica del FMLN hacia Estados Unidos recrudeció. El diputado Róger Blandino Nerio dijo que El Salvador no tiene por qué “ponerse de rodillas” ante Estados Unidos por el TPS.

El férreo apoyo que el partido de gobierno mantiene hacia el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela también ha hecho tambalear las relaciones con la potencia económica, de acuerdo con la embajadora Jean Manes. “Es lamentable el voto de El Salvador en la OEA (a favor de Venezuela). Sin duda, está causando problemas en Washington”, declaró en abril.

Otro punto áspero en la agenda bilateral ha sido el caso del dirigente del FMLN José Luis Merino. En una última acción al respecto, congresistas demócratas y republicanos solicitaron al Gobierno de Estados Unidos investigar al actual viceministro de Inversión Extranjera. Su partido respondió defendiendo su inocencia.

Al lado de estos acontecimientos, cancillería ha sostenido reuniones  con los secretarios de Estado y Seguridad Nacional y con el vicepresidente Mike Pence en una cumbre que se realizó entre el 14 y el 16 de junio. La oferta de consultoría la presentó Dentons Law, una firma con 136 oficinas en 57 países, el 31 de mayo.
 
Más de tu interés
De El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.