El Salvador - Julio 20, 2017

LPG Radio

Clasificados

Sonia no mereció morir en San Blas

Judicial
  • El Salvador
  • / Judicial

Ocho muertos. Ocho personas murieron el 26 de marzo de 2015. La versión oficial de la Policía Nacional Civil (PNC) es que se trató de un enfrentamiento entre miembros de pandillas y equipo del GRP.

Yesenia dice que su hermana Sonia Guerrero no mereció morir así. Lo dice mientras recuerda aquella madrugada que reconoció el cadáver en el casco de la finca San Blas, el 26 de marzo de 2015, donde además de su hermana, siete personas fueron asesinadas por agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP). Yesenia sostiene a un bebé en sus brazos, pero deja a medias su relato. La zona donde reside es controlada y vigilada por miembros de estructuras de pandillas.

16 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / Sildania Osorio

Yesenia da un vistazo entre la rejilla y abre la puerta. La casa está en un terreno inclinado. Desde la entrada, unas gradas de tierra llevan a un pasillo angosto que conduce a dos cuartos. Al hablar sobre el asesinato de su hermana dice: “Lo que yo me pongo a pensar de aquel momento que me hace sentir muy mal, es que la hayan matado de esa forma porque ella no lo merecía. Mucho podía estar con el muchacho, pero no lo merecía”, comenta, mientras arrulla al bebé.Sonia Guerrero, que cursaba octavo grado en el centro escolar del cantón El Barrio, en Zaragoza, había escapado de casa tres semanas antes del múltiple homicidio, con un miembro de la pandilla MS-13, según su hermana.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:  Policías procesados por matar joven en finca San Blas piden proceso en libertad

La Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) concluyó en un documento anexado al expediente judicial del caso que existen pruebas suficientes para establecer que Guerrero, de 16 años, fue víctima de la ejecución extrajudicial por parte de efectivos policiales que participaron en un procedimiento de intervención en San Blas.

Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) únicamente judicializó el caso en perjuicio de Dennis Alexander Hernández Martínez, un joven de 21 años, quien presuntamente fue víctima de homicidio agravado por parte de cinco agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP). Hernández residía con su familia en la Finca San Blas, cantón Matazano, San José Villanueva, La Libertad, donde fue asesinado. Sobre Sonia solo consta el acta de una entrevista que un investigador de la Policía Nacional Civil (PNC) le hizo a su hermana el día del múltiple homicidio.

LEA TAMBIÉN: Reprograman juicio contra agentes en caso San Blas

Los cinco agentes del GRP participaron en un operativo que concluyó con la muerte de ocho personas en marzo de 2015. La Policía dijo en su momento que todos eran pandilleros. En julio de 2016, los agentes fueron acusados de la ejecución extralegal de Dennis Hernández, quien murió ese día y que, según la PDDH, no tenía vínculos con las pandillas.

El grupo defensor de los cinco agentes de la GRP, que ahora se encuentran detenidos, para intentar desvirtuar la acusación presentó la prueba de un testigo protegido con clave AR40, quien declara que la víctima Dennis realizaba extorsiones y que por tanto tenía vinculación con la estructura MS-13. Además, el abogado defensor Daniel Cubías aseguró, el pasado 6 de julio, que tienen elementos que prueban que Dennis dormía en el mismo cuarto con miembros de la estructura.

LEA TAMBIÉN: Juicio por ejecución extrajudicial será público 

El Tribunal de Sentencia de Santa Tecla en el expediente judicial establece que a pesar de presentar una prueba que vincula a Dennis como miembro de pandillas, eso no justifica “la medida utilizada por los agentes policiales, en grado de privar la vida de una persona por ser miembro de un grupo pandilleril o no”.

En cuanto a la FGR, presentó la prueba del testigo clave Zenit, quien sostiene que escuchó cuando Dennis dijo: “Déjenme, les voy a explicar” (dirigiéndose a los agentes de la GRP) y luego se oyeron de dos a cuatro disparos, momento en el que ya había terminado la balacera, según el testigo protegido.

El documento de la PDDH adjunto en el expediente judicial indica que, además de Dennis y Sonia, las víctimas restantes también fueron víctimas de ejecuciones extralegales. Además, la institución de Derechos Humanos señala inconsistencias en el proceso de investigación, así como que existen suficientes pruebas que demuestran que la escena del crimen fue contaminada antes de que los investigadores de la PNC llegaran al casco de la Hacienda San Blas.

Además, la Fiscalía ha presentado el testimonio de referencia del investigador que entrevistó a Jesús Hernández (tío de Dennis, a quien asesinaron 21 días después de la masacre en San Blas), quien aseguró que un pandillero y su novia le dijeron que se quedarían solo 15 días; pero pasado ese período, les pidió que salieran, pero se resistieron y se quedaron porque la Policía los buscaba. Luego, empezaron a aparecer muchos pandilleros fuertemente armados en los alrededores de la hacienda.

Según el expediente judicial del caso, cinco agentes son los imputados en el caso, quienes están en detención provisional en las Bartolinas del GRP. Sin embargo, dos policías más están en fuga por el mismo delito.

Se solicitó hablar con los fiscales del caso para aclarar algunas dudas del proceso de investigación señaladas por la PDDH. Sin embargo, el director de Comunicaciones de la FGR, Salvador Martínez, indicó que las fiscales del caso se están preparando para el juicio y por ello no brindarán declaraciones.

El juicio estaba programado para el pasado 6 de julio; no obstante, se suspendió a petición de la FGR por no tener a uno de los testigos clave en la audiencia. El Tribunal de Sentencia de Santa Tecla reprogramó la vista pública para el 11 de septiembre.

La colonia Las Brumas, en Zaragoza, lugar donde reside Yessenia, es controlado por pandilleros. El día que este periódico la buscó para conocer su versión ella dejó a medias su relato. Después de una pausa, jóvenes rodearon su vivienda, ella se encerró y no volvió a asomarse más entre las rendijas de aquella puerta de láminas.
 
 
Más de tu interés
De El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.