El Salvador - Julio 24, 2017

LPG Radio

Clasificados

Nulos aportes parlamentarios al Derecho Administrativo

Opinión
  • Opinión
  • / Columnas

Esta legislatura finaliza el 30 de abril de 2018. Queda menos de un año para que los actuales diputados finalicen el período para el que los ciudadanos les eligieron como sus representantes y quedan muchas tareas pendientes que bien pudieron cumplirse y que por los vientos que soplan, parece que ya no se cumplirán.

17 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / El Centro de Estudios Jurídicos

Archivado en

En realidad es una pena que la sociedad dé por sentado que un año antes de las elecciones parlamentarias, los diputados pueden distraerse del ejercicio de sus funciones para preparar su campaña. Eso significa asumir que una tercera parte del período para el que se les eligió se considere que es normal la disminución de las revoluciones del ejercicio parlamentario.

Por eso es preciso que los ciudadanos exijamos a nuestros representantes que continúen cumpliendo su función parlamentaria a tiempo completo hasta el 30 de abril de 2018.

Para el caso, y refiriéndonos exclusivamente al ámbito administrativo, en el CEJ consideramos que esta legislatura tiene como mínimo tres deudas para la sociedad: 1) aprobar la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa; 2) aprobar la Ley de Procedimientos Administrativos; y 3) aprobar la Ley de la Función Pública.

La primera, la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativo, es la que tiene más avanzado su proceso de formación. Desde hace varios meses se supone que la Asamblea Legislativa discute los últimos ajustes al texto. Sin embargo, el tiempo pasa y la norma no se aprueba por razones que nadie conoce a ciencia cierta.

El Órgano Judicial y el Consejo Nacional de la Judicatura han cumplido su función preparatoria iniciando la capacitación de los potenciales jueces y magistrados de cámara en los nuevos tribunales contencioso administrativos. Todo parece estar listo, pero los diputados no terminan de dar el paso definitivo en una sesión plenaria.

Por otra parte, la Ley de Procedimientos Administrativos está más atrasada. Parece que la estrategia ha sido aprobar primero la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativo para, en una segunda fase, iniciar la discusión del cuerpo que corregiría el desorden que actualmente existe en una multiplicidad de procedimientos administrativos.

Como lo hemos dicho antes, nos parece que esa estrategia no sería la mejor. Revisando la experiencia que ha llevado el proyecto de Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativo, una estrategia así nos tendría otro par de décadas esperando la de Procedimientos Administrativos.

Finalmente, la aprobación de la Ley de la Función Pública no puede dilatarse más. Es urgente la profesionalización del servicio civil. Una aprobación de la Ley de la Función Pública puede ser un instrumento útil para evitar que el cuerpo de servidores públicos sea un botín del partido de gobierno de turno para refugiar en él a militantes y volverse el Estado cada vez más clientelar. La ciudadanía merece que en el Servicio Civil estén los mejores, no los más cercanos a los políticos de turno.

El texto de un anteproyecto de la Ley de la Función Pública está listo desde el gobierno anterior. Se gestó en el seno de la Secretaría de Asuntos Estratégicos. Sin embargo, inexplicablemente, se decidió engavetar el documento en lugar de darle iniciativa de ley.

Sabemos que es difícil que la Asamblea apruebe en estos meses esos tres instrumentos. La dinámica electoral y la prioridad que se da a las iniciativas de carácter fiscal puede provocar que el Derecho Administrativo salvadoreño continúe aletargado en su evolución.

Nuestro interés en que demos un paso de desarrollo en esta materia aprobando esos tres instrumentos trasciende de un análisis meramente jurídico. Creemos que con ello se incrementen las probabilidades de que los ciudadanos puedan controlar más y mejor a la administración pública, y esta, a su vez, ejerza su función de manera más profesional. Sigamos presionando.
 
Más de tu interés
De El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.