El Salvador - Agosto 19, 2017

LPG Radio

Clasificados

Jueces avalan matrimonio de niñas con sus violadores

Judicial
  • El Salvador
  • / Judicial

Adultos embarazan a niñas y adolescentes y luego se casan con ellas. Una cámara mantiene criterio de dar beneficio a acusados. Un hombre de 34 años tuvo relaciones con una niña de 10 años.

24 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / Gabriel García

Ana tuvo su primera relación sexual a los 12 años. La menor de edad vive en un caserío rural de la zona paracentral del país. Un año después, con permiso de sus padres, cambió de pareja y tuvo relaciones sexuales con un joven de 22 años, de quien quedó embarazada. La Fiscalía General de la República (FGR) inició un proceso contra ese hombre por el delito de violación en menor o incapaz.

LEA ADEMÁS: Violadores que enamoran a niñas

El joven fue llevado a prisión preventiva en junio pasado. La jueza Segunda de Instrucción de Cojutepeque, Gloria Avilés, giró un oficio para que un notario ingresara a las bartolinas donde se encontraba el imputado, para que la adolescente y su victimario pudiesen contraer matrimonio. Otras partes mediaron y evitaron el ingreso del notario a las bartolinas, por lo que no se consumó el matrimonio en ese momento.

Ana había dado a luz a una niña en febrero de este año. Según consta en los testimonios del proceso, ella argumentó en todo momento que estaba intentando hacer una vida de pareja con el consentimiento de sus padres. La madre de la menor de edad también defendió al victimario. En su testimonio dijo que el acusado de violación era quien compraba “la leche especial” y “los pampers” de su nieta. La señora también relató que ella consintió que el novio de Ana llegara a visitarla a su casa. Estos elementos fueron suficientes para que los magistrados Ramón Iván García y Santiago Alvarado Ponce, de la Cámara de la Segunda Sección del Centro, ubicada en Cojutepeque, revocaran la detención al acusado de violación, el 11 de julio pasado, por lo que recuperó su libertad.

LE PODRÍA INTERESAR: Critican ley que permite matrimonio infantil

El Código de Familia permite el matrimonio entre un adulto y una adolescente, de 12 a 17 años, cuando exista un hijo en común, y siempre y cuando la menor tenga el consentimiento de sus padres o tutores.

Los magistrados reconocieron que a la base de la relación entre Ana y su novio puede haber una violación, porque hubo una relación sexual cuando ella tenía 13 años. Sin embargo, los juristas decidieron que también era importante velar por el derecho de Ana a tener una familia y de decidir procrear un hijo.

La Fiscalía, en cambio, mantuvo durante el caso que la reforma legislativa, aprobada en 2004, estableció que todo acto sexual con un menor de 15 años debe ser penalizado como violación. La reforma dejó sin efecto todas las normas anteriores, incluso las del Código de Familia, que riñeran con el cambio.

LEA TAMBIÉN: Asamblea estudia prohibir a a padres de familia que avalen bodas de menores 

Esa interpretación, sin embargo, no fue aceptada por los magistrados. “Si a la fiscal, o a quien sea que no esté de acuerdo con que los menores contraigan una relación matrimonial de hecho o de derecho, porque según ellos vulnera la indemnidad sexual de los menores, antes que abocarse al derecho punitivo, debería propugnar una reforma en la que se prohíba explícitamente cualquier tipo de relación en la que se involucren menores de edad”, se lee en la resolución de la cámara de Cojutepeque, que en otros casos similares llegó a llamar inquisidora a la Fiscalía por promover la detención provisional de los acusados de violación.

LA PRENSA GRÁFICA intentó comunicarse con los magistrados de la Cámara de la Segunda Sección del Centro; sin embargo, estos mantuvieron que el artículo 24 de la Ley Orgánica Judicial no les permitía rendir cuentas sobre sus resoluciones.

A partir de este tipo de resoluciones, jueces de la zona paracentral del país han empezado a dar beneficios procesales a acusados de abuso sexual que contraen matrimonio con las niñas o adolescentes para ser procesados en libertad. Según fuentes fiscales, cada vez es más grande el número de defensores que utilizan este recurso para garantizar la libertad de quienes tienen sexo con niñas o adolescentes.

El criterio de la cámara inició por el caso de Carmen. Ella tuvo su primera relación sexual a los 11 años en el caserío donde vive en la zona paracentral del país. A los 12 años quedó embarazada de su novio, que entonces tenía ocho años más que ella. En el relato de la menor consta que mantuvieron la relación con la venia de su madre, quien dijo a las autoridades que le había dado permiso a su hija “en lugar de que se fuera a fijar en un marero, ya que afuera de su casa siempre se reúnen en la tarde los mareros”.

La Fiscalía inició un proceso por violación en menor o incapaz contra el novio de Carmen, luego de recibir una notificación de un hospital. El tribunal de Paz de la zona donde se dio el caso impidió en junio de 2016 que el supuesto violador fuera a prisión, tal como lo había pedido la parte acusadora.

“Ha manifestado la víctima que ha estado recibiendo ayuda económica de parte del imputado, lo cual es indispensable tanto para el sostenimiento de la madre como para el bebé; por lo cual considera la suscrita que al decretarle la detención provisional al imputado... también se estaría afectando nuevamente a la víctima ya que esta dejaría de percibir la ayuda”, reza la resolución del juzgado.

La Fiscalía apeló el fallo del tribunal ante la Cámara de Cojutepeque. Sin embargo, los magistrados ratificaron la libertad del imputado, porque el victimario dijo que amaba a la menor de edad y que, además, proveía recursos a la adolescente.

En expedientes judiciales consta que casos como los de Ana y Carmen (nombres cambiados para proteger la identidad de las menores) se repiten, por lo que algunos miembros del sector justicia temen que el delito de violación sea continuado por los victimarios. El sistema de Naciones Unidas e instituciones de Estado han iniciado una campaña para que se deroguen los artículos del Código de Familia que permiten el matrimonio con menores de 18 años. Derechos Humanos, por ejemplo, considera que la legislación actual puede servir de rendija para favorecer a los violadores. (Vea nota en la página siguiente).

Fuentes que conocen de casos aseguraron que son cada vez más complejos. Entre los casos está el de una niña de 10 años de la zona paracentral que tuvo relaciones sexuales con un hombre de 34 años, quien también fue procesado en libertad y espera el juicio para agosto próximo.
 
Más de tu interés
Desde El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.