El Salvador - Agosto 20, 2017

LPG Radio

Clasificados

Es indispensable que las fuerzas políticas tengan más responsabilidad y cuidado a la hora de escoger candidatos y elegir funcionarios

Opinión
  • Opinión
  • / Editorial

Por la naturaleza misma del fenómeno político, siempre habrá juegos de intereses a la hora de seleccionar candidatos o de elegir funcionarios; pero lo que habría que garantizar, al menos en lo básico, es que haya un buen margen de confianza comprobable sobre la idoneidad, la responsabilidad y la confiabilidad de aquellos que van a desempeñar funciones públicas.

25 de Julio de 2017 a la(s) 0:0

Estamos a muy pocos meses de que se realicen las elecciones legislativas y municipales para el período que inicia el próximo año, y la definición de candidaturas bajo la bandera de los distintos partidos contendientes ya está prácticamente consumada. Aunque los requisitos y los criterios se han venido poniendo más exigentes en el curso de los años anteriores, lo cierto es que aún falta mucho para que las fuerzas políticas participantes asuman, sin necesidad de ninguna presión para que sea así, su responsabilidad de escoger a los mejores en todo sentido para ir a medirse en la competencia electoral y luego para desempeñarse con plena garantía de corrección, de buena práctica y de sano desempeño en todos los órdenes.

Por tradición que viene de lejos en el ambiente, la escogencia de aquellos que saldrán a competir por designación de los distintos partidos en juego se tiende a hacer conforme a los intereses prevalecientes dentro de dichas fuerzas, con el interés nacional en segundo plano. Si bien es cierto que esa forma de proceder se va desactivando progresivamente por el mismo empuje de la democratización en marcha, es perceptible cómo las estructuras partidarias más poderosas se las ingenian para imponer su voluntad sobre todo en las designaciones claves, y esto hace que la transparencia deje aún mucho que desear y que no haya aún suficientes garantías verificables de que los seleccionados en definitiva son en verdad los que tienen las mejores credenciales para cumplir a plenitud el mandato ciudadano.

Por la naturaleza misma del fenómeno político, siempre habrá juegos de intereses a la hora de seleccionar candidatos o de elegir funcionarios; pero lo que habría que garantizar, al menos en lo básico, es que haya un buen margen de confianza comprobable sobre la idoneidad, la responsabilidad y la confiabilidad de aquellos que van a desempeñar funciones públicas. En lo que corresponde a la elección de funcionarios de primer nivel por parte de la Asamblea Legislativa resulta determinante al máximo que las decisiones se tomen no sobre la base de la fidelidad partidaria, abierta o encubierta, sino en razón de méritos claramente identificables. En el futuro inmediato se vienen elecciones de alta sensibilidad, como va a ser la de cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional inmediatamente después de que se instale la nueva legislatura en mayo de 2018. Ahí se dará sin duda una prueba muy reveladora sobre la madurez que pueda mostrar el ejercicio legislativo en el país.

En todo caso, lo que estamos enfatizando es la necesidad de que la política, y muy especialmente la política que se manifiesta en decisiones y en acciones concretas, cumpla su rol de la mejor manera posible, para contribuir con ello al eficiente desempeño institucional dentro del sector público, que es donde se producen las dinámicas principales de la conducción nacional. Lograr que esto vaya tomando cuerpo con la normalidad debida es lo que nos asegurará firme estabilidad, creciente seguridad y suficiente progreso.

Desde ahora mismo comenzaremos a ver el desenvolvimiento de los candidatos escogidos, que tendrán que salir de inmediato a hacer sus campañas en las localidades y comunidades respectivas. Y desde ahí se podrá ir sabiendo qué se podrá esperar de los que salgan elegidos en las urnas en lo que toca a su trabajo ya en los puestos. Ojalá que todo sea para mejor.
 
Más de tu interés
Desde El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.