El Salvador - Agosto 19, 2017

LPG Radio

Clasificados

Conformismo versus Entusiasmo

Opinión
  • Opinión
  • / Columnas

Albert Einstein planteaba que “hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.

29 de Julio de 2017 a la(s) 0:0 / Rafael Ernesto Góchez

En vez de esto, trabajemos nuestro talento y nuestras habilidades para encontrar soluciones, acabemos de una sola vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla”. Este mensaje es apropiado para la sociedad salvadoreña. ¡El país está en juego!

Una ocurrencia se ha confirmado de 1992 a la fecha: los dirigentes partidarios y gubernamentales no son capaces –por sí solos– de sacar adelante a El Salvador. En este sentido y dado que dichos actores elevan la polarización, es lógico suponer que adrede crean un clima desfavorable al entendimiento y la cohesión social.

La campaña electoral 2018-2019 está en marcha. Por ello, varios de los aspirantes a alcaldes, diputados y presidentes se están acercando a los electores con “vestimenta y lenguaje ciudadano”. El punto central no es cómo los futuros gobernantes se comunican con los gobernados. La clave está en que los gobernados defiendan sus derechos e intereses. Es decir, el reto es lograr que los ciudadanos se hagan respetar y que su voz sea escuchada por sus representantes (gobernantes).

En este contexto y en vista de la creciente brecha entre gobernantes y gobernados, es probable que el proceso electoral 2018-2019 sea predominantemente mediático. Esto sugiere que los tomadores de decisión le tienen miedo a la participación ciudadana y objetan la apertura interna (localización). No debería extrañar, entonces, que las siguientes dos incógnitas inquieten a varios sectores.

Incógnita 1. ¿Un empresario es lo más indicado para la Presidencia de la República? Hay dos respuestas contrapuestas: (1) la urgente necesidad de dinamizar las inversiones y generar empleos productivos respalda la alternativa empresarial. Es más, los potenciales candidatos con mayores probabilidades de ganar por parte de los dos mayoritarios partidos políticos son emprendedores; y (2) la apremiante necesidad de armonizar diferencias a través del diálogo colaborativo insinúa que lo que se precisa es un estratega político. Este perfil adquiere validez por el extendido resentimiento social hacia los grandes empresarios y la conveniencia de tener tolerancia y capacidad negociadora.

Incógnita 2. ¿Por qué los dirigentes políticos adversos no concilian? Debido a que la polarización aleja a la ciudadanía de las urnas y contribuye a que las elecciones se definan por el voto duro. Esta forma de gobernar potencia la lucha por el control partidario del aparato estatal y hace girar la agenda nacional alrededor del calendario electoral. La hipótesis es que la apatía ciudadana permitirá que el cuotismo (aritmética legislativa) se imponga en la próxima elección (2018) de la Sala de lo Constitucional y del fiscal general, lo cual condicionaría el proceso democrático salvadoreño.

Conclusión: el conformismo supera actualmente al entusiasmo. Prueba de ello es que incontables salvadoreños le delegan el destino del país a un grupo de burócratas. En este contexto, la ciudadanía debería comprobar si los gobernantes han aprendido la lección de los últimos 25 años. ¿Cómo? Debatiendo responsablemente sobre cohesión social, empleo, localización, sostenibilidad fiscal y aplicación de la ley. Consecuentemente, el futuro del país no está únicamente en las urnas, depende principalmente de que los salvadoreños abandonen el conformismo y se llenen de entusiasmo para superar la crisis (por una vía democrática).
 
Más de tu interés
Desde El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.