El Salvador - Agosto 19, 2017

LPG Radio

Clasificados

Vernos en el espejo de Venezuela (2)

Opinión
  • Opinión
  • / La Palestra

“Sobran críticas porque Sánchez Cerén felicita a Venezuela por su Constituyente. Esa es la esencia del FMLN, han escrito que quieren ser la alternativa, no que haya alternancia. Quienes no quieran eso, trabajen para asegurarse que no ganen, lograr una diferencia masiva no anulable con fraude light, llegar a otros electores”.

9 de Agosto de 2017 a la(s) 0:0 / Rafael Castellanos / Analista

Archivado en

En la columna anterior comentamos cómo el régimen de Venezuela es represivo corrupto e ilegítimo, repudiado por la comunidad internacional por las atrocidades que comete, por la ilegitimidad de su accionar, por la represión brutal que ha exhibido, que como dice Joaquín Villalobos en un escrito, “con ese nivel de represión cualquier dictadura habría caído en el pasado”, pero los enormes intereses del petróleo, el señalado narcotráfico y el tener dentro de la élite a los militares les hace sostenerse y creer que pueden seguir para siempre.

El presidente Sánchez Cerén felicita inmediatamente el resultado de la Constituyente, se ha referido en el pasado a Venezuela como su faro de luz, eso no debe causar extrañeza ni perdamos tiempo debatiendo sobre lo incorrecto o inapropiado de su conducta, no sirve de mucho. Lo que el FMLN quiere está claramente plasmado en sus documentos y reafirmado en su último Congreso, la felicitación es consecuente con lo que declaran. Más bien hay que estar claros que eso es lo que desean hacer y si los salvadoreños lo permitimos, a eso nos van a llevar.

Circula una fracción de entrevista realizada a José Luis Merino, publicada en El Faro y realizada por Carlos Martínez/Sergio Arauz, la cual transcribimos literalmente: “El Faro: ¿En los planes del FMLN está llegar al poder para alternarse en él? Merino: No, nosotros no somos alternancia, somos alternativa. Es llegar al poder, conquistar a la nación entera y que esa forma de gobierno no cambie. Por supuesto no con las bayonetas ni con persecución. Hay ejemplos, como Venezuela, que es nuestro modelo”.

Ese es su credo y su verdad. Con la firma de los acuerdos de paz depusieron las armas y firmaron incorporarse a un sistema democrático representativo. El FMLN original se fue desarmando y quedó finalmente, en manos del Partido Comunista y las FPL, que originalmente fueron una escisión del PC, que sostenía llegar al poder por la vía electoral y quedarse en él por supuesto.

Consecuentemente lo inteligente para los que queremos vivir en un sistema democrático y en libertades no es solamente denunciar por qué hace esto, ni tener encontrar mediante diálogo un rumbo común de país.

Más bien quienes no comparten su visión deben concentrarse en lograr que no se constituyan en la alternativa sino que haya alternancia en el poder para seguir viviendo en democracia.

Los gobiernos del FMLN han manejado al país muy ineficientemente, tienen el nivel más bajo de aprobación de gobierno de los últimos 30 años, al país al borde de un nuevo impago, quieren apropiarse de las pensiones de los cotizantes, protegen a sus presuntamente corruptos políticos buscándoles asilo en Nicaragua o creando embajadas inexistentes para protección, sacan ventaja en las negociaciones con un doble discurso, siempre tratando de apropiarse de todas las instituciones del país para facilitar su objetivo.

Si las cosas se hacen bien, la oposición debe lograr un grado importante de coherencia, para convertir el desencanto de la población en votos, especialmente ese millón y medio debajo de 30 años a quien ARENA no accede con facilidad. La votación para las elecciones próximas deben serles ganadas masivamente, de manera que fraudes light no bastarían para superar así 300 o 400 mil votos, tendría que haber un fraude masivo para lo cual El Salvador no está preparado.

Punto importante es que el ejército no está metido en la corrupción ni en el manejo del FMLN y aunque algunos simpaticen con ellos, el ejército es la institución mejor evaluada en el país por mantener su neutralidad en política y no parecen tener intenciones de volver al pasado.

Entonces los descontentos, a la acción, a la organización, a la movilización y no a la crítica cómoda desde el sofá, un coctel o desde las redes sociales.
 
Más de tu interés
Desde El Economista
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.