El Salvador - Agosto 23, 2017

LPG Radio

Clasificados

Dale la bienvenida a la rutina sin estrés

Mujer
  • Mujer

De regreso al trabajo: despertador, tráfico y estrés. Es el síndrome posvacacional caracterizado por apatía, falta de energía y concentración para realizar las tareas. Pero existen medidas para hacerlo más llevadero y continuar con energías tu jornada laboral.

10 de Agosto de 2017 a la(s) 0:0 / Pamela Valladares

Este síndrome se presenta luego de un período de vacaciones, cuando debes adaptarte a tu rutina laboral. De acuerdo con la psicóloga Dina Semsch, parte de este proceso de adaptación son la melancolía y la irritabilidad; sin embargo, cuando ambas se prolongan por demasiado tiempo –más de dos semanas– es cuando se manifiesta el síndrome posvacacional o depresión posvacacional.

A su vez puede ocasionar síntomas similares a la depresión: sensación de apatía, sudoración, falta de apetito, náuseas, desánimo, problemas para dormir, irritabilidad, problemas para relacionarse con los demás, falta de motivación, ansiedad y problemas digestivos. Semsch reiteró que si estos síntomas se dejan “pasar” pueden evolucionar en otros trastornos.

Por su parte, Miquel Casas, psicólogo clínico y miembro de la plataforma Topdoctors.es, en una entrevista para Efe aseguró que este síndrome es “un reflejo de angustias en el marco laboral y nos está indicando que algo anda mal en el trabajo”.


¿A quiénes puede afectar?
La psicóloga clínica recomienda que las personas asuman la vuelta de la pausa de forma progresiva y brinda otras claves:

Dificultades para adaptarse
Se suele estar más propenso a este síndrome cuando se es una persona que toma más tiempo para adaptarse que los demás o que muestra más dificultades haciéndolo.

Transición paulatina
También cuando no ha existido una transición paulatina de las vacaciones a la incorporación a la rutina, sino que esta ha sido brusca y sin períodos que nos permitan retomar nuestra rutina y responsabilidades poco a poco.

Desmotivación 
Cuando son personas que se encuentran desmotivadas en sus puestos de trabajo o dentro de la empresa. De acuerdo con la psicóloga, en caso de tener Burnout, que ocurre cuando se ocupan puestos en donde la persona está a cargo de un equipo de trabajo, pueden tener síndrome posvacacional y aun más severo que otras personas que se desempeñan en otros cargos o empleados que suelen tener una mala administración de su tiempo.

Planifica tus vacaciones 
Semsch señaló que para evitarlo se pueden planear las vacaciones para que el regreso a casa sea 24 horas antes para tener tiempo de descansar y que el cuerpo pueda retomar el ritmo de sueño previo a vacaciones.  “Trate de retomar sus horarios para dormir y descansar, sus tiempos de comida; además, poner en orden lo que debe al día siguiente para retomar su rutina poco a poco”, dijo la especialista. 

Sé realista
Una de las recomendaciones de la especialista es que cuando regreses de vacaciones no debes empezar desde el primer día pretendiendo que vas a solucionar todo en el trabajo de una sola sentada. “Primero tómese el tiempo para ponerse al día con las cosas que dejó pendientes antes de irse de vacaciones o lo que sucedió en lo que usted estaba ausente”, explicó Sems. Trázate metas realistas para los siguientes días de la semana y toma las cosas poco a poco hasta poder regresar al 100 % a su ritmo ideal de trabajo.

Inspírate
Las vacaciones suelen inspirar a muchos, así que aprovecha este sentimiento para trazarte nuevas metas, tanto en el trabajo como vida personal, que te mantengan motivada. La actitud positiva es determinante para retomar el trabajo de la mejor forma posible. 

Buenos propósitos: higiene postural
Según expuso Efe, otra sintomatología general asociada al síndrome posvacacional son los dolores musculares, dolores cervicales, dolor de espalda. Estos dolores tienen su causa en las posiciones forzadas que se adoptan para intentar mejorar el campo visual, lo que lleva a mantener una mala postura corporal por un tiempo prolongado, con las consecuencias que eso conlleva: es determinante adquirir unos hábitos saludables y una adecuada higiene postural. 

Prevención sencilla
Monitor de tu computadora: a la altura de los ojos, a 40 cm de distancia, enfrente (no a un lado) y de manera que evite los reflejos.

Teclado: coloca el teclado de manera que los brazos estén en ángulo recto, de manera que tus hombros estén relajados y las muñecas apoyadas.

Silla: ten la espalda bien apoyada, especialmente en la zona lumbar. Es aconsejable no cruzar las piernas y que los dos pies estén en el suelo.

Levántante de vez en cuando: es recomendable levantarse cada cierto tiempo para no forzar la postura.
Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.