El Salvador - Agosto 20, 2017

LPG Radio

Clasificados

OPS busca reducir cuatro infecciones materno-infantiles

Social
  • El Salvador
  • / Social

Prevención. Las autoridades sanitarias en la región deben apostarle a la vacunación infantil y prenatal.

El organismo internacional lanzó un nuevo marco para la prevención de la transmisión de sífilis, Chagas, hepatitis B (VHB) y VIH durante el embarazo.

11 de Agosto de 2017 a la(s) 0:0 / Évelyn Machuca

Cada año, 22,400 niños nacen con sífilis, 9,000 nacen con Chagas, 6,000 nacen con hepatitis B y 2,100 nacen con VIH, todos infectados por sus madres durante el embarazo, según las estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con base en esas estadísticas, el organismo internacional lanzó ayer el Marco para la Eliminación de la Transmisión Materno-infantil del VIH, la sífilis y la hepatitis y la enfermedad de Chagas (ETMI-Plus), el cual contiene una hoja de rutas con estrategias e intervenciones dirigidas a las mujeres durante la etapa de gestación, así como a las que recién acaben de dar a luz y también a sus hijos recién nacidos.

Una de las metas que la OPS se ha trazado para reducir estas cifras para el año 2020 es que buscan bajar del 8 % (en 2015) al 2% o menos la tasa de transmisión materno-infantil del VIH.

Otra es bajar de 1.7 (en 2015) a 0.5 (para 2020) o menos la incidencia por cada 1,000 nacidos vivos de sífilis congénita.

Asimismo, los planes de acción regionales deberían subir de uno (en 2012) a cinco (para 2019) la cantidad de países con metas específicas para la reducción de la transmisión de la hepatitis B de madre a hijo durante el embarazo; y subir de 17 (en 2015) a 25 (para 2019) el número de países que mantienen arriba del 95 % la cobertura de la vacuna contra la hepatitis B como parte del esquema básico de vacunación infantil en menores de un año de edad.

Aumentar, además, de 22 (en 2015) a 25 (para 2019) los países que han incluido la vacunación de los recién nacidos contra la hepatitis B en las primeras 24 horas de vida en sus programas nacionales de vacunación básica.

En lo que respecta a las metas para la enfermedad de Chagas, el Marco ETMI-Plus busca subir de nueve (en 2016) a 16 (para 2022) la cantidad de países endémicos (propensos a ciertas enfermedades en ciertas épocas) que hayan alcanzado las metas relativas en torno a la referida enfermedad, y que hayan elaborado e implementado medidas para prevenir la reaparición de ese mal.

En América Latina y El Caribe, la tasa de transmisión prenatal del mal de Chagas oscila entre el 4 % y el 10 %, según la OPS; y cerca 65 millones de personas corren el riesgo de contraer la enfermedad.

“El nuevo marco es una oportunidad para integrar y redoblar los esfuerzos que se están haciendo a la hora de diagnosticar y tratar a las embarazadas durante el control prenatal, y de prevenir las pérdidas gestacionales, malformaciones y muertes fetales originadas por la sífilis o que sus hijos se infecten con una enfermedad con graves consecuencias para su salud a largo plazo, como el VIH, la hepatitis B o la enfermedad de Chagas”, afirmó la directora del Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP) de la OPS, Suzzane Serruya, en un comunicado oficial.

Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.