El Salvador - Agosto 23, 2017

LPG Radio

Clasificados

Asesinan a dos hombres dentro de finca

Departamentos
  • El Salvador
  • / Departamentos

Vínculos. La policía presume que Melvin Edgardo Argumedo tenía vínculos con grupos terroristas y que era uno de los objetivos del ataque.

Una de las víctimas era el compañero de vida de una investigadora de la Policía.

12 de Agosto de 2017 a la(s) 0:0 / Juan Carlos Barahona

Dos hombres fueron asesinados ayer por la mañana durante un ataque armado contra un grupo de trabajadores de una finca del municipio de San Sebastián Salitrillo, en Santa Ana. Entre los fallecidos se encuentra el compañero de vida de una investigadora de la Policía Nacional Civil (PNC).

Las víctimas fueron identificadas como Aníbal Ernesto Orellana, de 42 años, esposo de la policía, y Melvin Edgardo Argumedo, de 20 años, quien junto con otros hombres sembraba árboles de café en la finca cuando un grupo de sujetos armados llegó al lugar e intentaron someterlos, pero los trabajadores lograron escapar y solamente agarraron a Argumedo, a quien mataron primero.

El compañero de vida de la agente, al ver la situación, también intentó escapar, pero fue alcanzado por los disparos de los atacantes. Según la policía, los atacantes utilizaron diferentes armas, entre ellas un fusil M-16, pistolas calibre 9 milímetros y un revólver.

En otro hecho, un hermano de un policía fue asesinado el jueves a en el municipio de Texistepeque. La víctima fue identificada como Edwin Esaú Santos Duarte, de 26 años de edad.
 
Más de tu interés
Anuncios clasificados

Estimados lectores

LA PRENSA GRÁFICA mantiene la disposición de dejar sus canales de comunicación abiertos para la libre expresión de nuestras audiencias sobre cualquier tema publicado en nuestras plataformas digitales. Sin embargo, hemos leído comentarios ofensivos así como discusiones bastante negativas que contradicen el sentido de la libre expresión.

Les invitamos a hacer buen uso de este espacio generando discusiones sanas y con respeto, ya que al detectar ofensas o calumnias nos vemos en la obligación de borrar los mensajes.