El juzgado primero de Instrucción de San Miguel ordenó apertura a juicio contra Osmín Arturo López Hernández de 65 años, por los delitos de violación en menor e incapaz y por agresión sexual.
De acuerdo con fiscales de la Unidad del Menor y la Mujer, López, quien es propietario del motel “El Baradero”, situado sobre la carretera Ruta Militar en San Miguel, se aprovechó de la pobreza y la inocencia de sus víctimas para abusar de ellas.
La investigación fiscal indica que López les daba dinero, cereales y productos comestibles a las menores para ganar su confianza. El hombre les pagaba además por llegar a hacer la limpieza al motel, con el consentimiento de las madres.
Las progenitoras fueron convencidas por López que las niñas llegaran al motel a realizar la limpieza, ya que el hombre les entregaba víveres para mostrar confianza.
 
Los análisis sicológicos, los exámenes de genitales, arrojaron indicadores de que las víctimas fueron abusadas sexualmente, según la fiscalía.
 
El sexagenario responderá penalmente por el delito de violación en menor o incapaz, en perjuicio de una menor de 13 años y por agresión sexual contra dos niñas más.