La comisión financiera de la Asamblea Legislativa analizó hoy las observaciones hechas por el presidente de la República, Mauricio Funes, a la Ley Contra la Usura y aceptaron dos de las siete recomendaciones del mandatario, por lo que acordaron emitir un dictamen favorable con las dos sugerencias.

En el dictamen se incluyó homologar el factor multiplicador de 1.6 para todos los segmentos crediticios, incluyendo las tarjetas de crédito; asimismo, los diputados acordaron modificar el plazo que tendrá el Banco Central de Reserva para abordar la normativa y el plazo en que entrará en vigencia la misma. En un principio se establecía que debía estar vigente en ocho días, pero se modificó a 30 días.

Estas dos observaciones fueron hechas por el mandatario cuando analizó el dictamen aprobado por los legisladores. Entre las observaciones del Ejecutivo que  no  fueron incluidas en el dictamen elaborado este día están la definición de la segmentación mercado por tipo y permitir que el BCR pueda crear nuevos  segmentos cuando sea necesario,  así como también autorizar  al BCR establecer tasas superiores a las establecidas en la ley.

La Ley Contra la Usura fue aprobada en diciembre pasado por los diputados. Esta normativa prohíbe el cobro de altos intereses en préstamos adjudicados a instituciones bancarias, casas comerciales, emisiones de tarjetas, casas de empeño, cooperativas, cajas de crédito y prestamistas particulares.

Esta ley establece cinco tipos de crédito y en cada uno se aplicará el factor 1.6 para obtener la tasa máxima de interés.