Aún quedan escándalos por airear en El Vaticano, señaló al diario "La Repubblica" una fuente anónima que asegura haber formado parte de una red de espías que destapó el caso VatiLeaks, en un momento en que los cardenales continúan las conversaciones preliminares al cónclave papal.

"El mayordomo del papa no es el único topo en El Vaticano. Hay muchos más, más de 20, todos conectados con la Santa Sede", dijo la fuente al diario.

El affair VatiLeaks se refiere a la filtración de documentos papales confidenciales que destaparon supuestas batallas de poder y casos de corrupción dentro de la jerarquía vaticana.

El mayordomo del retirado papa Benedicto XVI, Paolo Gabriele, fue procesado, condenado y después perdonado por el caso. Gabriele ya había dicho al periodista investigador Gianluigi Nuzzi que "unas 20" personas le habían ayudado a filtrar los documentos, pero durante el juicio se retractó de esas declaraciones, asegurando que había actuado solo.

"Después de que Benedicto XVI renunció a su pontificado y en vísperas del cónclave, el caso VatiLeaks sigue siendo relevante.

Y para nosotros ha llegado la hora de volver a hablar", dijo la fuente. Benedicto XVI encargó a tres cardenales que investigaran el asunto y el informe que elaboraron ha permanecido secreto, aunque "La Repubblica" asegura que ha recibido información al respecto y afirma que su contenido fue tan explosivo que convenció al papa para abandonar su cargo.

Varios cardenales consideran importante interrogar a los autores del informe secreto antes de entrar en el cónclave para elegir al nuevo papa.

Según "La Repubblica", una de las revelaciones más sensacionales fue la presencia de una red clandestina homosexual en El Vaticano cuyos miembros eran susceptibles de chantaje. Los cardenales supuestamente documentaron también casos de financiación cuestionable y otras actuaciones poco éticas.

"Todo es verdad: podría enumerar los nombres de los cardenales y monseñores, obispos y funcionarios", dijo la fuente sobre el la red de homosexuales, y aseguró que Nuzzi poseía documentos del VatiLeaks que aún no han sido publicados.

Las afirmaciones se publican en "La Repubblica" cuando los cardenales se encuentran en su cuarto día de congregaciones generales, un foro de debates que precede al cónclave.

Está previsto que el último de los 115 cardenales que participarán en la elección papal se una al encuentro en breve, por lo que se especula que el cónclave comience a comienzos de la próxima semana.

El miércoles, el portavoz vaticano Federico Lombardi dijo que es probable que la Iglesia católica tenga un nuevo líder el Domingo de Ramos, es decir el 24 de marzo.