Al menos 27 personas murieron hoy, entre ellas 20 niños, en un tiroteo en una escuela de educación primaria Sandy Hook en Newtown (Connecticut, Estados Unidos), según fuentes policiales citadas por los principales medios del país.

La mayoría de los medios indican que entre los adultos fallecidos estaría el autor del tiroteo, el director de la escuela y el psicólogo.

El presunto autor de la matanza  fue identificado hoy como Adam Lanza, según medios locales que citan fuentes oficiales.
 
Inicialmente varios medios estadounidenses indicaron que el autor podría ser su hermano, Ryan Lanza, pero las autoridades confirmaron que este último no está implicado en el trágico tiroteo registrado este viernes.
 
Según versiones de la prensa, el autor de la matanza, de 28 años, al parecer se suicidó en la misma escuela tras realizar más de un centenar de disparos.
 
De acuerdo con varios medios, antes del ataque, el sospechoso habría asesinado en su propia casa de Newtown a su madre, Nancy Lanza, quien era maestra de la escuela donde se cometió la matanza, lo que supone que hubo en total 28 muertos.

Los cuerpos de seguridad recibieron el aviso del tiroteo poco después de empezar las clases, sobre las 09.40 de la mañana hora local (14.40 GMT) por lo que varias unidades se trasladaron al lugar.

Varios de los alumnos de la escuela Sandy Hook fueron escoltados fuera de las instalaciones educativas por sus profesores entre gritos y sollozos.

Algunos medios comentan que hubo varias decenas de disparos y que la mayoría fueron en las aulas de infantil.

"La policía nos dijo que nos abrazáramos unos a otros, nos cogiéramos de la mano y cerráramos los ojos. Solo los abrimos al salir del colegio", ha explicado una niña de nueve años al diario local Hartford Courant.

Los responsables del distrito decretaron el "bloqueo" de todos los colegios de la zona "hasta que se sepa con claridad qué es lo que está ocurriendo".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está siendo informado puntualmente de lo ocurrido, según explicó en una rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. El mandatario estadounidense envío sus condolencias a los familiares de las víctimas.