Los alcaldes de ARENA en San Salvador conciben la prevención de la delincuencia de forma distinta, como se refleja en la implementación del proyecto de municipios “libres de violencia”, que de forma separada llevan a cabo los alcaldes areneros.

En vísperas del primer aniversario desde que el tricolor arrebató en San Salvador alcaldías “bastiones” del FMLN en las elecciones de marzo 2012, el llamado bloque de alcaldías areneras del área metropolitana, en el tema específico de seguridad, se muestran distantes entre ellas.

La tregua entre pandillas, que será apoyada de forma económica por la administración del presidente de la República, Mauricio Funes, es aplicada en la actualidad en dos municipios de San Salvador regidos por alcaldes del partido ARENA, como Elías Hernández, de Apopa, y Salvador Ruano, de Ilopango. A ellos se suma el alcalde tricolor de Quezaltepeque, Carlos Figueroa. Y, próximamente, según informó a LA PRENSA GRÁFICA la alcaldesa Juana Lemus de Pacas, el municipio de Mejicanos se podría unir al proyecto.

Meses atrás trascendió además que la Alcaldía de San Martín, regida por el alcalde arenero Víctor Rivera, analiza la posibilidad de adherirse a los municipios “libres de violencia”.

Sin embargo, hay alcaldías del tricolor que no comparten la visión de prevención de los demás alcaldes del partido, lo que se refleja en que no han acompañado la implementación de municipios “libres de violencia”, como en el caso de Jaime Lino, de Soyapango, y Norman Quijano, de San Salvador, quienes se han negado a llevar a cabo la estrategia de seguridad del gobierno de Funes.

Para Quijano, quien es candidato presidencial por ARENA, incluirse en el proyecto de tregua entre pandillas le podría generar opiniones desfavorables para su administración.

“En los municipios que se han declarado ‘santuarios’, los alcaldes están recibiendo bajas notas de aceptación de la ciudadanía. Curioso, pero creo que es importante que lo conozcan los alcaldes. Lo reflejan nuestras encuestas”, aseguró Quijano en marzo pasado.

Juana Lemus de Pacas, alcaldesa de Mejicanos, aseguró que respeta las opiniones de cada alcalde de su partido, pero que, en todo caso, ella tiene que velar por su población. “Si es por el bienestar del municipio, estamos en la disponibilidad de que nos anoten como beneficiarios de ‘libres de la violencia’”, dijo la alcaldesa arenera.

De Pacas recordó que al principio de la nueva gestión arenera, en seis municipios de San Salvador, los alcaldes se proyectaron trabajar “en bloque” para la población, bajo el modelo de gestión de la Alcaldía de San Salvador. La alcaldesa aseguró que el bloque continúa vigente, aunque para temas específicos, dijo, se debe respetar la autonomía municipal.

Apoyo del COENA

La tregua entre pandillas, según la opinión del presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), Jorge Velado, es un trabajo de prevención de la violencia en el que los jefes de comuna areneros participan.

Incluso, Velado ha acompañado a sus alcaldes en los nombramientos de los municipios “libres de violencia”, como ocurrió en el caso de las alcaldías de Quezaltepeque y de Apopa. “A los alcaldes lo que les corresponde hacer es prevención y allí se limita. El alcalde nuestro no está metido en recoger armas, negociaciones; eso que lo hagan los otros actores”, dijo Velado.

Los municipios “libres de violencia” sin el apoyo de Quijano son desarrollados por funcionarios areneros.