El capitán, de un avión tipo A-37 No.428 de la Fuerza Aérea de El Salvador, Efrén Campos, se vio en la obligación de aterrizar de manera forzosa en la playa de la Costa del Sol, esta mañana.

La nave presentó desperfectos mecánicos cuando los tripulantes, Efrén, junto a Violeta Mendoza, realizaban maniobras de práctica.

Ambos tripulantes resultaron ilesos, luego de derrapar al menos 200 metros.

La Fuerza Aérea iniciará las investigaciones para determinar las causas del accidente.