Los corresponsales no bancarios, una figura que permite ampliar los servicios bancarios a zonas alejadas, es una oportunidad de expandir la bancarización que debe aprovecharse en El Salvador, aseguró el presidente de Bancolombia, Carlos Andrés Yepes.

Bancolombia es la propietaria del Banco Agrícola (BA) en El Salvador, y en Colombia tienen más de 20,000 corresponsales no bancarios. Este esquema consiste en instalar sistemas en pequeños negocios, como tiendas, farmacias o ferreterías, para que la población de zonas lejanas, que no pueden viajar hasta la sucursal de un banco, puedan realizar operaciones.

El propietario del pequeño negocio recibe una comisión por el servicio, mientras que el banco se ahorra costos de operación. Para que esto se implemente en El Salvador, es necesario que se apruebe una ley de corresponsales bancarios, la cual ya ha sido impulsada por la Asociación Bancaria Salvadoreña (ABANSA).

Año difícil

Bancolombia celebró su asamblea de accionistas, donde presentó la operación de Banco Agrícola como una de las más exitosas del grupo, a pesar de reconocer que la economía creció poco en 2012.

“Considerando los retos que enfrentó la economía de El Salvador durante 2012 y la débil demanda de crédito, Banco Agrícola se soportó en su capacidad para cerrar el año con una posición financiera fortalecida, un crecimiento en créditos relevante y unos resultados satisfactorios a pesar de la reducción frente a 2011”, señala el informe.

Yepes aseguró que la operación del BA es sumamente importante para el grupo, y que ven en los corresponsales financieros una oportunidad de crecimiento. El caso de Colombia es la muestra de que ayudan a la bancarización.