Gregorio XII había sido el último en renunciar
Antecedentes
Gregorio XII había sido el último papa en renunciar. Lo hizo en 1415 para ayudar a poner fin a un cisma en la Iglesia. Anteriormente, el pontífice hermético Celestino V, abrumado por las demandas del cargo, renunció después de cinco meses en 1294. El papa Benedicto XVI rezó ante su tumba en la ciudad italiana de L'Aquila en 2009.
Agencias Mundo
Benedicto XVI había tomado la decisión de renunciar al papado hace ya mucho tiempo, tras el viaje a México y Cuba en marzo del año pasado, aseguró ayer el director del diario vaticano L'Osservatore Romano, Gian Maria Vian.

El Vaticano hizo hincapié en que ninguna enfermedad específica llevó a que Benedicto tomara la decisión de renunciar, y convertirse así en el primer obispo de Roma que renuncia en 600 años.

Sin embargo, Benedicto dice que su avanzada edad significa que ya no tiene la fortaleza mental y física necesarias para liderar a los más de 1,000 millones de católicos del mundo.

El cansancio del papa representaría un diagnóstico absolutamente normal para un pontífice de 85 años, incluso alguien que no tenga ningún problema de salud conocido y mantenga la mente ágil.

“La decisión del pontífice fue tomada hace ya muchos meses, tras el viaje a México y Cuba y tras examinar repetidamente su propia conciencia ante Dios”, afirmó Vian, en un artículo publicado en el vespertino de la Santa Sede, en él señaló que la decisión la tomó “a causa de la avanzada edad”. Benedicto se retirará a la oración en un monasterio.