septimosentido@laprensagrafica.com

Encuéntranos en Facebook (LPG Séptimo Sentido) y Twitter (@LPGseptsentido)

Oficio sacrificado
 Me gustó el reportaje de Sigfredo Ramírez porque ahora  sé cómo se obtiene el carbón. Tenía una vaga idea por lo que veía en las tortillerías, pero a esos niveles, llamémoslos “industriales”,  es muy sacrificado y mal pagado. Me admiró saber del niño de 12 años que quiere dedicarse a ese oficio, porque hoy en día muchos jóvenes solo  quieren vivir de la remesa, sin aprender. Igual, lamento que abandonara la escuela. Como lo escribe el autor: “Pancho Lara convirtió la marginación y el sufrimiento en una melodía alegre”. 
Ruth Karina Sánchez
tearu@hotmail.com
 
Triste por el carbón
Tristeza da ver los cadáveres de árboles centenarios como ballenas destrozadas por la mano criminal del hombre para convertirlas en carbón. Es un crimen el daño ecológico que esto está produciendo. Así es el daño que se está haciendo a las plantas parásitas (orquídeas y helechos) que se comercializan en Ataco, sin que los autoridades locales o los  medioambientalistas se hagan presentes.  
Hugo Mirón Arévalo
Vía Facebook
 
Los carboneros
Interesante reportaje sobre las personas que se dedican a la actividad de elaboración y comercio del carbón de origen vegetal, demuestra claramente lo arduo y las graves consecuencias de ello, tanto para el deterioro de la salud de los que intervienen en el proceso, debido a la inhalación constante de humo, como el grave deterioro del medio ambiente. Me recuerda los reportajes de los pescadores que utilizan bombas artesanales, los mineros de     Sebastián y los campesinos que cultivan en laderas. Todos tienen en común la necesidad de sobrevivir con consecuencias graves para el entorno natural.  
Roberto Cristales
chobecristales@yahoo.com

Tenacidad
Un joven ejemplar es el caso de Armando Madrid que protagoniza el fotorreportaje de Ana María González. Sus sueños no han tenido un óbice por su condición física en la ruta sinuosa por conquistar sus aspiraciones. Abundan los mozalbetes que hoy día desperdician sus facultades y su tiempo, prefieren hundirse en la hez de la sociedad. El empeño y la perseverancia de este muchacho lo llevará, sin duda alguna, a lograr sus metas. No es fácil eludir las discriminaciones que presenta nuestra realidad; sin embargo, este estudiante-atleta debe sentirse orgulloso de ser un paradigma para la juventud actual que debería imitarlo. ¡Cuántas cosas buenas guarda el arca de lo invisible!
Julio Roberto Magaña Salinas 
jrobertomasa@hotmail.com
 
 
le gustó
Es importante que los que padecen alguna incapacidad tomen el ejemplo de Armando Madrid, un joven con mucha dedicación, lo cual lo hace especial. Me siento contento con que este tipo de reportajes, ya que en la institución a la que pertenezco (Cruz Roja), trabajamos con ciegos dentro de un programa de rehabilitación.
Carlos López Mendoza
cmendosa@hotmail.com
 
 
Para Armando Madrid: 
Armando qué sorpresa leer este reportaje sobre ti y ver que no has desistido en tu deseo de seguirte superando. Aún me acuerdo de ti, en el INFRAMEN, donde fuimos compañeros. Espero sigas así, viejo, que nunca te des por vencido.
Ángel Eduardo Merino Reyes
amerinoreyes@gmail.com
 
Para David Escobar Galindo: 
He leído los cuentos del escritor David Escobar Galindo el sábado en la noche, porque los están publicando por adelantado en la edición en línea. Eso hace que mis domingos ya no sean excepcionales. Sin embargo, leí sus cuentos de medio minutos y son sencillamente excepcionales, los volveré a releer los domingos también. Gracias.  
Carmen Alemán
carmen44aleman@yahoo.com 
 
Prepotencia 
Últimamente, comentaristas en los periódicos están opinando acerca de este desajuste de temperamento –la prepotencia–, en relación a la conducta reprobable del presidente de la República en muchas de sus actitudes. Uno de los más recientes comentarios al respecto apareció en la página 5 de Séptimo Sentido el domingo 9, y en el cual su autor  censura la ya tristemente famosa frase del mandatario: “Les guste o no les guste…”, al referirse este al nombre –muy honorable, por cierto– que a él le pareció mejor para nombrar un bulevar que se acaba de inaugurar, nombre que no estaba en la lista de la consulta popular sugerida antes por el mismo Gobierno. Al presidente se le critica siempre por emplear esta clase de frases nada sensatas. El pueblo sabe que este mandatario dejará un sabor amargo cuando se retire de su cargo debido a su comportamiento atrabiliario. Cuán abismal es la diferencia entre la personalidad equilibrada del expresidente de Guatemala, Álvaro Colom, y las actitudes temperamentales del actual presidente salvadoreño: una diferencia como la que hay entre la claridad y la negrura. ¡Sí, señor!
Carlos Alberto Saz
carlossaz2011@hotmail.com