Protesta por no renovación de contratosUnos 75 trabajadores se concentraron ayer frente al edificio de magistrados de la CSJ para protestar por los despidos que ya fueron notificados. Decenas de forenses llegaron a respaldar al director del IML, Miguel Fortín (centro).

Video por

Sindicalistas agrupados a SINEJUS protestaron frente a la CSJ debido a los recientes despidos en este Órgano del estado.

“Dijo el presidente que tenía información referente a los casos, pero que la iba a presentar dentro del juicio (en la Sala de lo Constitucional).”
Mario Valdivieso
magistrado de la CSJ
La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) recibió ayer 14 nuevas demandas de empleados del Órgano Judicial que el pasado viernes fueron notificados de la no renovación de sus contratos para el próximo año.

Los 14 empleados han interpuesto recursos de amparo contra Salomón Padilla, presidente de la CSJ y de la Sala de lo Constitucional, y contra Fabio Villatoro, gerente de recursos humanos de la Corte. Los trabajadores judiciales han planteado que ambos les violaron sus derechos de audiencia y estabilidad laboral.

La Sala de lo Constitucional acumula 21 demandas por los despidos en la CSJ: las 14 que llegaron ayer y las siete que fueron presentadas y admitidas el lunes anterior. El jefe de prensa del Centro Judicial Isidro Menéndez, Ulises Marinero, anunció que también presentará un recurso de amparo porque considera que lo removieron sin concederle derecho de audiencia y sin haber realizado una evaluación sobre su desempeño.

Ayer, Padilla informó al pleno de la Corte que solo han cesado a 35 empleados. También dejó entrever que cumplirá lo ordenado el lunes por cuatro de sus colegas de lo Constitucional: suspender el despido del director del Instituto de Medicina Legal (IML), José Miguel Fortín, y de otros seis empleados, hasta que la sala resuelva si se siguió el debido proceso para despedirlos.

“Solo se nos informó. Dijo el presidente que tenía información referente a los casos, pero que la iba a presentar dentro del juicio (en la Sala de lo Constitucional). No me gustaría opinar sobre casos en concreto porque eso puede entorpecer el proceso”, comentó el magistrado de la Sala de lo Penal, Mario Valdivieso.

Se intentó conocer la posición oficial del presidente de la CSJ, pero no hubo respuesta de la dirección de comunicaciones.

Dos posturas

Unos 75 empleados de judiciales, principalmente forenses del IML, se concentraron frente al Palacio Judicial para protestar por los despidos. Esta concentración fue organizada por los dirigentes del Sindicato de Empleados Judiciales (SINEJUS), quienes después de la protesta se reunieron con diputados de ARENA en la Asamblea Legislativa (ver nota en página 8).

“Licenciado Padilla, este es el comienzo de su pesadilla”, fue una de las consignas que corearon los sindicalistas durante la concentración que duró dos horas.

El secretario general de SINEJUS, Balmore Leiva, volvió a asegurar que son más de 70 empleados judiciales los que han sido notificados de su despido. Y dijo que presionarán para que la administración revierta los despidos.

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Órgano Judicial (SITTOJ), por su parte, realizó una conferencia de prensa en la que aclaró que apoyará legalmente a seis de los 35 despedidos porque consideran que las jefaturas removidas “no se merecen continuar en la Corte Suprema de Justicia”.

“Son 35 los contratos que no se han renovado este año. Son menos en relación con 2009, cuando ingresó Belarmino Jaime, que no se renovaron 49. Un buen porcentaje son jefaturas y nosotros no estamos defendiendo jefaturas”, declaró Vladimir Alfaro, de SITTOJ.

Este sindicato también criticó a los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional que admitieron los recursos presentados por siete despedidos. La razón: dicen que les indigna la agilidad con la que la sala admitió este caso.

“Lo que nos llama la atención es la forma exprés como se le ha resuelto al doctor (Miguel) Fortín. Esto refuerza la tesis que esto es un pleito político. SITTOJ se desvincula de cualquier compromiso partidario”, agregó Alfaro.