Una familia hispana con dos hijos que gana una media de entre $50,000 y $80,000 al año podría enfrentar un aumento de impuestos de hasta $2,200 si el Congreso no logra un acuerdo justo en sus negociaciones para evitar el llamado "abismo fiscal", dijo Julie Rodríguez, directora adjunta de Asuntos Latinos e Inmigración para la Oficina de Participación Pública de la Casa Blanca.
 
"(Un aumento de impuestos) son dólares críticos que impactarían la vida diaria de los hispanos y su habilidad de tener el dinero que necesitan para proveer para su familia y contribuir al crecimiento de la economía", dijo Rodríguez durante una llamada telefónica con periodistas organizada por el Consejo Nacional de La Raza.

Legisladores republicanos están negociando con el presidente Barack Obama para ver cómo enfrentan la combinación de aumento de impuestos y recortes en gastos del gobierno que de forma automática empezaría a principios del 2013.