Los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) solicitaron hoy a Estados Unidos otorgar un Estatuto de Protección Temporal (TPS) para los más de 1,3 millones de guatemaltecos radicados en ese país.
 
El planteamiento quedó plasmado en una declaración especial en el marco de la XL Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sica, que se celebra en Managua, a la que asisten otros cuatro mandatarios centroamericanos, excepto la de Costa Rica, Laura Chinchilla.
 
En la declaración, leída por el anfitrión, Daniel Ortega, "expresan su total respaldo a la solicitud del otorgamiento del Estatus de Protección Temporal que fuera planteado por Guatemala ante Estados Unidos en favor de los ciudadanos guatemaltecos que actualmente radican en ese país".
 
"El otorgamiento de dicha medida, sin lugar a dudas, sería un oportuno gesto de solidaridad en estos momentos de gran necesidad por lo que atraviesa Guatemala", señalaron.
 
Advirtieron que, de no otorgarse ese beneficio migratorio y de continuar "con el alto número de deportaciones, se complicará en extremo la situación existente, particularmente en las áreas más afectadas por el terremoto" en ese país centroamericano.
 
El TPS es un mecanismo legal que otorga EE.UU. a inmigrantes de países víctimas de conflictos armados y desastres naturales para que se beneficien de un estatus migratorio que incluye el permiso laboral.
 
El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, ha solicitado a EE.UU. ese beneficio migratorio para aliviar la economía de las familias damnificadas por el terremoto de magnitud 7,2 que el pasado 7 de noviembre sacudió el país centroamericano.
 
El poderoso terremoto causó la muerte de 44 personas y dejó damnificadas a más de 22.000, así como millonarias pérdidas materiales que aun cuantifica el Gobierno.
 
En Centroamérica, EE.UU. otorgó el TPS a Nicaragua y Honduras en 1999, por el desastre causado por el huracán "Mitch", y a El Salvador tras dos terremotos que causaron graves daños al país en enero y febrero de 2001.
 
Sobre el terremoto en Guatemala, los representantes del Sica expresaron "su profundo pesar" y manifestaron "sus muestras de solidaridad ante la lamentable situación ocasionada por el terremoto que afectó principalmente el occidente" de ese país.
 
Esa declaración fue suscrita por los gobernantes de El Salvador, Mauricio Funes; Honduras, Porfirio Lobo; Panamá, Ricardo Martinelli; además del anfitrión Ortega.
 
Además, por el canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, en representación de la mandataria de ese país, Laura Chinchilla; y del canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso, en representación del presidente del país, Danilo Medina.
 
Asimismo, por el embajador de Belice en Guatemala y concurrente para Nicaragua, Alfredo Martínez.