Lance Armstrong renunció como presidente de su organización Livestrong de lucha contra el cáncer, con la intención de limitar los daños que causaría en ésta el escándalo de dopaje que ha echado por tierra la trayectoria del ex campeón de ciclismo.

Armstrong anunció la decisión el miércoles, una semana después de que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) difundió un reporte amplio que dio detalles de las acusaciones del extendido consumo de drogas para mejorar el desempeño por parte de Armstrong y de los equipos en que militó. El documento incluyó testimonios de 11 ex compañeros.

La USADA ha ordenado que se borren del registro histórico los 14 años de carrera de Armstrong, incluidos sus siete títulos del Tour de Francia. La Fundación Lance Armstrong, conocida comúnmente como Livestrong, fue fundada en 1997 y ha recaudado casi 500 millones de dólares para apoyar a los pacientes de cáncer.

El grupo tiene prevista la celebración de su 15mo aniversario para este fin de semana. Armstrong seguirá siendo miembro de la junta directiva de la organización.

El ex ciclista, quien sobrevivió al cáncer, ha negado vehementemente que haya consumido drogas para mejorar su rendimiento, y dijo que desistió de impugnar los hallazgos de la USADA porque su proceso de audiencia resultaba injusto.